La compañía alemana Sennheiser ha creado una nueva línea de auriculares para profesionales que también incluyen modelos con micrófono. El diseño básico de la serie 300 PRO se centra en el confort, con una amplia diadema con dos zonas diferenciadas acolchadas para eliminar la presión de la región de la fontanela. Los auriculares son de tipo circumaural cerrado con un grueso acolchado de espuma y forrados de cuero, de los que aseguran que se distribuye uniformemente la presión en toda su región, con amplia zona para usarlos con gafas.

El terreno del audio también es importante, como en todos los auriculares de la compañía, y dispone de unos altavoces de alta calidad, con reproducción lineal de sonido, y calidad de estudio. El cable de conexión con conector de 3.5 mm se puede retirar, y en esas conexiones han incluido una serie de pequeñas bobinas para evitar que introduzca ruido adicional por el propio conector. Además cuentan con un micrófono con compensación de ruido para usarlo en entornos ruidosos de producción.

La serie incluye los modelos HD 300 PRO, HMD 300 PRO —sin y con micrófono—, HD PROtect con un botón de encendido y apagado de ActiveGard —sistema de protección ante la reproducción de ruidos fuertes y repentinos—, HMD 300-XQ-2 con XLR3 y conector de 6.35 mm, y el HMD 301 PRO que solo tiene un auricular.

La compañía los pondrá a la venta en agosto.

27334 bytes 27785 bytes 27667 bytes 30572 bytes 32460 bytes