La Fundación Raspberry Pi ha decidido presentar en el día del número π una pequeña pero importante remodelación de la Raspberry Pi para añadirle mejor conectividad. En esta ocasión pasa a tener una wifi integrada de tipo 802.11 ac, lo que le permite la comunicación en la más rápida banda de 5 GHz para eliminar ciertos problemas de conectividad y velocidad de transferencia en redes compatibles, ya que el modelo anterior permitía generalmente velocidad de unos 40 Mb/s. Mantiene el Bluetooth 4.2 integrado.

El procesador pasa a ser un BCM2837B0 en vez del BCM2837, ambos de Broadcom, y es una mera mejora de frecuencias de funcionamiento en 200 MHz, por lo que ahora los cuatro núcleos Cortex-A53 del procesador pasan a funcionar a 1.4 GHz en vez de a 1.2 GHz. Le acompaña 1 GB de RAM, y misma disposición de cuatro puertos USB, conector HDMI y RCA, lector de tarjetas Micro SD, Ethernet, y puerto de 40 pines GPIO.

El formato se mantiene en unos reducidos 85 mm × 56 mm × 17 mm. La conexión Ethernet también mejora con hasta tres veces su velocidad, pasando de unos 90 Mb/s a 315 Mb/s. La wifi ha pasado, según los datos de la fundación, de unos 46 Mb/s a 102 Mb/s siempre que se conecte a una red wifi en la banda de los 5 GHz. Además, será compatible en breve con alimentación sobre Ethernet (PoE), y se necesitará hardware apropiado en la red casera.

El precio se mantiene en los 35 dólares.

Vía: The Verge.