Los vehículos autónomos acabarán conquistando el mercado de la automoción. Aunque siempre habrá quien quiera conducir, estos vehículos están llamados a triunfar entre quienes no pueden conducir, o entre aquellos que no quieren. Muchas compañías quieren ir entrando en este sector, no solo tecnológicas o del sector servicios, como Google o Uber, sino también los fabricantes de coches de siempre, como Ford o, según se acaba de saber, Toyota.

La compañía japonesa ha anunciado que va a crear una compañía para investigar y desarrollar tecnologías de este tipo, para lo cual se ha asociado con Aisin Seiki Co. y con Denso Corporation. La nueva empresa se llama TRI-AD (Instituto de Investigación Toyota, Desarrollo Avanzado). Con una inversión de 2 800 millones de dólares, el propósito que tienen es desarrollar software de calidad que se pueda integrar en los vehículos completamente.

En estos momentos, están buscando un emplazamiento en Tokio para establecer su cuartel general, tras lo cual comenzarán el proceso de selección de los 1 000 trabajadores a los que emplearán en él, aunque inicialmente comenzarán sus operaciones con unos 300. Al frente del TRI-AD estará el Dr. James Kuffner, quien ha dejado claro que quieren acelerar el desarrollo de este tipo de software de forma más efectiva y menos disruptiva, contratando a lo mejores ingenieros del mundo.

Vía: EnGadget.