El terreno de las tarjetas SD como sistemas de almacenamiento extremadamente portátil no ha dicho todavía su última palabra. Es muy usado en el entorno audiovisual para videocámaras y otros dispositivos similares, y es habtual verlo en portátiles y equipos de sobremesa de todo tipo. SanDisk/Western Digital ahora ha mostrado en el Mobile World Congress un nuevo modelo de tarjeta SD que mejora notablemente la velocidad de los modelos actuales ya que en la práctica es casi como un SSD de pequeño formato y retirable.

El modelo mostrado es de la serie Extreme Pro, y de nombre SD PCIe, lo que ya indica qué interfaz utiliza para su comunicación, aunque solo usa una sola pista (PCIe 3.0 ×1). El protocolo de comunicación es NVMe, por lo que es capaz de sacar el máximo provecho de esta conexión, alcanzando en las pruebas mostradas por la compañía los 880 MB/s de lectura secuencial y 430 MB/s de escritura secuencial, además de 38.75 MB/s de lectura aleatoria de archivos pequeños, como si fuera un SSD.

Western Digital ha mostrado su funcionamiento en el MWC con un lector de tarjetas SD especial con esta conectividad y directamente insertado en una ranura M.2 de una placa base típica de PC. No parece que vaya a ir más allá de una pista PCIe en este modelo, pero sí que tienen previsto actualizarlo a las versiones posteriores, como PCIe 4.0 y PCIe 5.0, que pasarían a duplicar y cuadruplicar esa velocidad de 880 MB/s con una sola pista PCIe en uso.

Este modelo de SD está todavía en proceso de estandarización por parte de la industria de las tarjetas SD, por lo que puede faltar todavía ciertos tiempo hasta que se puedan ver comercialmente, así como lectores que sean compatibles. La compañía no ha indicado el tipo de memoria utilizado en esta SD ni el controlador, pero es de imaginar que será memoria NAND y un controlador específico desarrollado por la compañía.

AnandTech

Vía: AnandTech.