LG calienta motores para el inicio en menos de tres semanas de la Feria de Electrónica de Consumo (CES) que se celebra cada enero en Las Vegas, la cita más importante del año para los tecnófilos. La compañía coreana ha anunciado que tendrá tres monitores con tecnología Nano IPS, otra de tantas tecnologías que prometen un color superior, en este caso con la aplicación de partículas nanométricas para absorber el exceso de luz generado. El resultado son colores más puros, con los tres monitores anunciados cubriendo un 98 % de la gama de color DCI-P3.

El primero de ellos es el 32UK950, que incluye un panel de 32 pulgadas con resolución de 3840 × 2160 píxeles, con conector Thunderbolt 3 para datos, vídeo y recarga de hasta 60 W —que aunque diga que es suficiente para los MacBook Pro, los que incluyen gráfica Radeon consumen 84 W—. También es compatible con HDR, contando con un brillo de 600 nits, aunque no ha indicado de si dispondrá del certificado DisplayHDR 600.

El siguiente modelo es el 34WK95U, de casi idénticas características, aunque con un panel panorámico con una resolución de 5120 × 2160 píxeles, con relación de aspecto 21:9. El último modelo estará orientado a los jugadores, el 34GK950G, ya que incluye refresco adaptativo G-SYNC con una resolución de 2560 × 1440 píxeles. El resto de detalles de estos monitores los dará la compañía en el CES de Las Vegas.

64009 bytes 53268 bytes 75737 bytes 64451 bytes