Los auriculares Bluetooth para las consolas son unos de los mejores productos para quitarse cables de en medio y para evitar el uso de receptores inalámbricos que muchas veces no terminan de funcionar bien. Turtle Beach cuenta con diversos modelos de auriculares para consolas, tanto para PlayStation 4 como para Xbox One, y uno de ellos son los Stealth 700.

Estos auriculares apuntan a un público que quiere un buen sonido y un toque más prémium en los auriculares, pero con la comodidad de poder sincronizarlos a través de Bluetooth con la Xbox One.

Desembalado y características

El empaquetado de estos auriculares llega con lo básico. Están bien protegidos con una tapa de plástico, y debajo de la bandeja donde descansan hay un manual de instrucciones, una pegatina con el logo de Turtle Beach y un cable USB tipo A a micro-USB. Ni más ni menos. Aunque es avanzar un poco los hechos, los auriculares disponen de un conector de 3.5 mm para conectarlos por cable, pero ese cable curiosamente no se incluye.

También hay un pequeño detalle en la caja que es que se indica que se actualice el firmware de los cascos antes de empezarlos a usar. Eso se hace yendo a la web de la compañía, descargando la aplicación Audio Hub, y en ese momento al conectar los auriculares al PC se procederá a actualizarlos. Supongo que arreglará algún problema de conectividad o calidad del sonido, pero no he llegado a usarlos sin haber actualizado el firmware.

267948 bytes 254712 bytes 255888 bytes 254894 bytes 360047 bytes 450129 bytes 471697 bytes 325659 bytes 474933 bytes 341595 bytes 415548 bytes 409426 bytes 303380 bytes 287578 bytes 303695 bytes 435771 bytes 453834 bytes

Los auriculares tienen una buena calidad de construcción, con una diadema con un acolchamiento forrado de imitación de cuero, y suficiente movilidad en los auriculares y extensor de la diadema para encontrar el punto perfecto para que sean totalmente cómodos. Los altavoces de los auriculares están recubiertos de tela, y el acolchamiento también está forrado de imitación de cuero.

En el auricular izquierdo se encuentra el micrófono girable —si está sin extender su sonido estará silenciado—, unas ruedas para regular el volumen del sonido y del micrófono, el conector micro-USB, un conector de 3.5 mm, y el botón de emparejamiento con la Xbox One. También está el botón de encendido, emparejamiento con otros dispositivos Bluetooth que no sea una Xbox One, y la activación de la característica de oído superhumano.

Este modo permite potenciar ciertos tipos de sonidos en juegos, como los pasos de los enemigos, la recarga de armas, desenvainado de espadas, o vehículos que estén muy lejos. Es una característica interesante y que se activa pulsando en el botón de encendido, aunque su utilidad termina dependiendo del juego con el que se utilice.

Para realizar el emparejamiento automático con la consola basta con apretar el botón correspondiente en la propia Xbox One y mantener en los auriculares apretado este botón durante unos segundos hasta que parpadee rápidamente. Adicionalmente, se pueden usar inalámbricamente en un PC con Windows 10 preferiblemente a través del Adaptador Inalámbrico de Xbox que se usa también para utilizar los mandos de Xbox One.

Como ventaja adicional de este modelo para Xbox One se encuentra la cancelación activa de ruido apretando el botón de encendido para activarlo o desactivarlo. No es un modo que aísle especialmente del exterior —no se acerca ni si quiera a la calidad de los QuietComfort 35 de Bose—, pero la combinación del ajuste de las almohadillas y esta cancelación activa de ruido —se puede ver la oquedad de los micrófonos en cada uno de los auriculares— sí que consigue tapar parte del sonido externo para centrarse en el sonido del juego. Es un extra realmente interesante.

La aplicación Centro de sonido está disponible para Windows, macOS, Android e iOS, y ofrece algunos ajustes adicionales para los auriculares. Nada complejo, y que en varios casos se pueden elegir directamente desde los botones del auricular izquierdo. El sonido envolvente se tiene que configurar en la propia Xbox One desde el apartado de configuración.

Es a través de esta aplicación donde se realiza la ecualización del sonido, para mejorar los graves, graves y sobreagudos, o voces. Son modos preconfigurados que servirán bien en juegos, pero que no le sentará bien a todo tipo de música. Si bien tienen una buena calidad de sonido, está más preparada para los graves de explosiones y efectos de sonido similares de los juegos que para escuchar música, aunque con la configuración base de sonido se escucha francamente bien, y bastante mejor que la mayoría de auriculares con los que compite. En todo caso, música como la de Metallica o Deep Purple salen beneficiados, y no tanto otra como el pop o jazz.

Estupendos auriculares Bluetooth para Xbox One

El sector jugón de Xbox One tiene en los Stealth 700 un referente en cuanto a calidad de sonido dentro y fuera del juego. Esta calidad es siempre un estándar en los productos de Turtle Beach, y ciertamente en este tiene la ventaja adicional del sonido envolvente. La versión de los Stealth 700 para PlayStation 4 incluye además sonido 7.1, algo que no está presente en la Xbox One. El micrófono direccional captura con buena calidad la voz. Su forma de activarse giratoriamente es bastante preferible a otras tipo micrófono retractil o con brazo que se puede adaptar a cada uno.

La autonomía de estos auriculares supera las 10 horas de uso anunciadas por Turtle Beach. No he tenido problemas en jugar durante una semana una o dos horas al día con ellos y un uso general viendo alguna serie de Netflix con la aplicación de la consola, aunque esta autonomía varía en función de usar o no la cancelación de ruido y el volumen al que se pongan. En mi caso, la duración ha sido bastante superior a esas 10 horas. No llega a la autonomía de otros auriculares inalámbricos que pueden estar 25 horas reproduciendo música sin parar, pero es suficientemente buena para usarlos con la consola y con un PC o dispositivo móvil —que el Bluetooth también se puede usar con ellos—.

El acabado de la diadema necesitaría ser ligeramente más cómodo porque se tarda un poco en encontrar el punto en el que sentirse plenamente cómodo con ellos. Pero en general, estos auriculares son una excelente opción para los usuarios de Xbox One que busquen claridad de micrófono y un sonido excepcional, y para ser unos auriculares Bluetooth con sus características tampoco tiene un precio alto.

Puntuación

8.4

sobre 10

Lo mejor

  • Funcionamiento perfecto con la Xbox One.
  • Estupenda calidad de sonido.
  • Un micrófono con el que se escucha la voz nítidamente.

Lo peor

  • Podrían ser un poquito más cómodos.