Acer tiene una fuerte presencia en el sector de los portátiles, y eso implica tenerla también en uno de los subsectores que más llama la atención del consumidor como es el de los convertibles. Estos portátiles suelen contar con una bisagra para girar la pantalla 360º y poder usarlos también como tabletas, tenía así un dos en uno que resulta muy interesante.

Entre los convertibles que conjugan mejor precio y rendimiento se encuentran los de la serie Spin 5. Desde el exterior pueden aparentar ser un portátil de 15.6 pulgadas más, hecho en plástico sin características externas diferenciadoras, aunque al empezar a usarlos se empiezan a ver las ventajas de este tipo de equipos. Que, por otro lado, no es para cualquier tipo de usuario.

Características y diseño

/storage/geek/posts/2017/12/04/acer-spin-5.jpg
Ampliar t

Este convertible dispone de una carcasa de plástico gris oscuro, con pocos adornos má allá del logo de acer en una tapa que está hecha de aluminio para darle un toque más vistoso. La pantalla y el teclado están conectados por dos bisagras que giran 360º y que sujetan fuertemente la pantalla en cualquier posición que se la deje. Este convertible no es silencioso ya que incluye un ventilador.

Generalmente las compañías suelen insistir en su uso en varias posiciones de pantalla: como simple portátil, con la zona del teclado haciendo de soporte y girando la pantalla, un modo tienda en el que descansa la pantalla sobre el teclado y sobre sí misma, y como tableta.Las dos intermedias no son del tipo de posiciones que sean muy útiles en la mayor de casos, aunque en tienda pueda ahorrar algo más de espacio en viajes o situaciones en las que se quiera ahorrar espacio.

SPIN 5 (SP513-51-57JP) de ACER
ProcesadorIntel Core i5-7200U
Gráfica HD Graphics 620
Memoria 4 GB DDR4-2133
Pantalla

13.3 pulgadas

1920 × 1080 píxeles (166 PPP)

Almacenamiento 256 GB de SSD tipo SATA3
Puertos 2× USB 2.0, 1× USB 3.0, 1× HDMI
Conectividad wifi 802.11 ac, Bluetooth 4.1
Batería

3090 mAh

Cargador de 45 W (19 V y 2.37 A)

Dimensiones 328.8 × 228.5 × 19.7 mm
Peso1.6 kg
ExtrasCierre de seguridad Kensington
Precio750 euros

Este portátil incluye una pantalla de 13.3 pulgadas IPS de tipo táctil con resolución de 1920 × 1080 píxeles, lo que arroja una densidad de 1666 PPP. El acabado de la misma es en brillo, con un cristal que no hace mucho por evitar los reflejos que se puedan presentar, y portanto su uso en exteriores dependerá en gran medida de la cantidad de luz solar que haya. Sus 250 nits tampoco ayudarán a hacer utilizable fuera de casa, aunque hay que tener en cuenta que es un portátil al fin y al cabo, con la funcionalidad extra de pantalla táctil y su uso como tableta. Para los que quieran más una tableta que un portátil, un convertible no es la mejor opción.

171959 bytes 204115 bytes 220660 bytes 175870 bytes 316838 bytes 231573 bytes 207361 bytes 226651 bytes 275900 bytes 326777 bytes 157286 bytes 244570 bytes 358839 bytes 165219 bytes

El equipo pesa 1.6 kg, que tampoco es un peso que vaya a permitir usarlo como tableta durante mucho rato sin tener el brazo apoyado en algún sitio, o mientras que esté encima de una mesa. En la parte izquierda del portátil se encuentran dos USB 2.0, un USB 3.0, un HDMI y conector de audio de 3.5 mm de cuatro polos, mientras que en el lado derecho se encuentran un cierre de seguridad Kensington, el conector del cargador, el botón de arranque, botones de volumen y un lector de tarjetas micro-SD.

202464 bytes 185487 bytes 178816 bytes 176793 bytes

El teclado incluido tiene retroiluminación azul, con suficiente brillo como para usarlo bien en oscuridad. Las teclas tipo membrana son agradable de pulsar, pero tampoco dan una sensación de alta calidad al utilizar el teclado. El panel táctil funciona por lo general bien, con bastante precisión a la hora de detectar los movimientos, aunque tiene a ser más bien básico. No está recubierto por cristal para hacerlo más preciso y agradable de usar, y los botones principales están integrados en el propio panel táctil.

Acer Spin 5: rendimiento

/storage/geek/posts/2017/12/04/0_img_2158.jpg
Ampliar t

El procesador incluido en este modelo es un Core i5-7200U que utiliza una gráfica integrada HD Graphics 620. Se trata de un procesador de doble núcleo físico o cuatro lógicos, que funciona entre los 2.5 y 3.1 GHz, que es suficiente para tareas normales que se quieran hacer con el equipo, como navegar por internet o usar paquetes ofimáticos, pero al que no se le puede pedir demasiado. Permitirá uso de Photoshop y programas de diseño a nivel básico, para necesidades puntuales.

La gráfica integrada en el procesador es una HD Graphics 620 de Intel, que moverá el escritorio fluidamente, y hasta cierto punto puede dejar jugar a bajas resoluciones como 1366 × 768 píxeles. En juegos como League of Legends, Overwatch o World of Warcraft se pueden obtener 30 a 40 FPS, pero no se puede utilizar con juegos más exigentes. El Core i5-7250U se queda cerca del rendimiento del Core i7-7500U, el cual se sitúa en torno a un 5 a 10 % por encima de este.

Spin 5Core i7-7500UCore M-5Y10 Core i7-6500U
Cinebench R15: CPU314333210312
Cinebench R15: OpenGL 41.347.122.538.9
PCMark 8: Home 3199343826552907
PCMark 8: Creative 3753392230563497
PCMark 8: Work 4121429534383798

Almacenamiento, temperaturas, autonomía y ruido

/storage/geek/posts/2017/12/04/0_img_2161.jpg
Ampliar t

El acceso al interior del portátil se realiza quitando totalmente la tapa inferior, sujeta con diecisiete tornillos, y ejerciendo una ligera fuerza desde un lateral para separarla. En la parte izquierda se puede ver el ventilador,pero también un SSD de 256 GB para fabricantes de equipos originales (OEM), que en este caso es de Micron, es un 1100 de 256 GB (MTFDDAV256TBN-1AR1ZABYY) cuyo precio ronda los 95 euros en este momento. También se puede ver un altavoz a cada lado de la parte inferior del equipo, así como su batería.

La velocidad que alcanza el almacenamiento es bastante buena, o al menos dentro de lo que se podría esperar de un SSD de tipo SATA 3. La velocidad secuencial de lectura y escritura alcanza los 533 y 444 MB/s, y la aleatoria es de 27.2 y 101.8 MB/s.

2847357 bytes 2955338 bytes

La batería incluida es de 3090 mAh, y se recarga con un cargador de 45 W (19 V y 2.37 A). Aunque no sea estelar, se puede utilizar durante algo más de siete horas con la pantalla a 200 nits viendo películas a través de internet. En el caso de equipos como este, hay que prestar atención a que no se queden procesos en segundo plano consumiendo batería, porque al igual que la reducirá más rápidamente, también hará que el ventilador incluido se ponga en funcionamiento, generando ruido.

310153 bytes 232303 bytes 321613 bytes 355320 bytes 320538 bytes 305790 bytes 285335 bytes 258033 bytes

De hecho, en este último aspecto es similar al de los portátiles económicos. Si bien se puede pasar ratos con el ventilador apagado, de vez en cuando se activará para refrescar el interior del equipo, e irá pasando de activo a inactivo continuamente, aunque no demasiado rápido ni de manera molesta. Pero se echa en falta una curva de ventilador algo mejor para que esté funcionando más tiempo a menos revoluciones para reducir ruido. En este apartado, puede alcanzar unos 35 dB medidos a unos 60 cm de distancia de la pantalla, por lo que tampoco es un equipo excesivamente ruidoso.

La temperatura no llega a ser nunca un problema en los portátiles con un Core i5-7250U, y este no es distinto. Si bien la zona más caliente va a ser la de expulsión del ventilador, alcanzando los 40 ºC a plena carga, el resto del equipo no se notará especialmente caliente en la zona del teclado, por lo que no resultará nunca incómodo de usar.

Acer Spin 5, un dos en uno para la gama media

/storage/geek/posts/2017/12/04/0_img_2132.jpg
Ampliar t

Acer cuenta actualmente con una variedad de tabletas, convertibles y tabletas con Windows 10, abarcando todas las gamas. Este Spin 5 está orientado al consumidor que quiere un portátil con capacidades de tableta pero no se quieren tampoco gastar demasiado en el equipo. Un consumidor que lo usará muchas más veces como portátil que como tableta, pero no quiere prescindir de esta última capacidad por ser beneficiosa para su modo de empleo.

Para ese perfil de comprador, este convertible es muy interesante por prestaciones y precio. El Core i5-7200U es más que suficiente para mover este equipo para los usos más comunes que se le pueden dar a un portátil, aunque el apartado gráfico sea simplemente suficiente. Cuenta con un almacenamiento rápido, una autonomía por encima de la que tienen los portátiles económicos, aunque no llegue a la que pueden tener las tabletas con Windows 10.

Esta serie cuenta con modelos más caros, con un Core i7-7500U y se van a los 850 o 900 euros, y otros más baratos, con procesadores anteriores como un Core i5-6200U que ya rondan los 600 euros. Este modelo suele estar en las tiendas sobre los 700 a 750 euros, y por tanto para lo que incluye es una buena opción.