Razer está cada vez metido en más sectores, pero todos relacionados con el mundo de los videojuegos. Adquirió la compañía de sonido THX, la de microconsolas con Android llamada OUYA, y el fabricante de teléfonos Nextbit. Eran las señales de que quería meterse en el mundo de los teléfonos con Android, y su primer teléfono ha sido finalmente presentado, y se llama Teléfono —bueno, Phone, Razer Phone, que traducido al cristiano es el Teléfono de Razer; nombre superoriginal—.

El teléfono está fabricado íntegramente en aluminio mediante una máquina CNC, y tiene un tamaño de 158 × 78 × 8 milímetros y pesa 197 gramos. Razer lo vende como un teléfono perfecto para consumo multimedia y también juegos, y por ello incluye una pantalla de 5.72 pulgadas con resolución de 2560 × 1440 píxeles. Es de tipo IGZO, y dispone de un refresco de 120 Hz denominada Ultramotion™. Dispone de un sistema de refresco adaptativo similar a G-SYNC o FreeSync desarrollado junto a Qualcomm. Está protegida por Gorilla Glass 3.

El procesador es un Snapdragon 835 de ocho núcleos Kryon 280, divididos en dos clústeres de cuatro núcleos, cada uno a 2.45 GHz y 1.9 GHz, con GPU Adreno 540 a 700 MHz. Incluye 8 GB de memoria LPDDR4, que es más de lo que ofrecen los teléfonos que usan este procesador, y claramente orientado a juegos pesados que puedan llegar exclusivos para este smartphone. Dispone de 64 GB de almacenamiento ultrarrápido de tipo UFS y un lector de tarjetas micro-SD.

Para acompañar a la pantalla, dispone de un sistema de altavoces estéreo frontales, con sonido Dolby Atmos y certificado THX, e incluye doble amplificador para un sonido potente y un CAD de 24 bits. Incluye una doble cámara trasera con sensores de 12 Mpx, uno con apertura f/1.75 de gran angular y otro de apertura f/2.6 para realizar zum. La cámara frontal es de 8 Mpx con apertura f/2.0, por lo que el apartado fotográfico también está bien cuidado.

/storage/geek/posts/2017/11/01/razer_phone_-_lifestyle_06.jpg
Ampliar t

La batería es otro punto en el que hace especial hincapié, con una capacidad de 4000 mAh y conector USB tipo C, y se puede recargar mediante la carga rápida 4.0 de Qualcomm, recargando el 85 % de la batería en 1 hora. La compañía promete 12.5 horas de ver vídeo con un brillo de pantalla de 200 nits. Dispone de Bluetooth 4.2, NFC, wifi 802.11 ac. Aunque llegará inicialmente con Android 7.1.1, Razer ha prometido que Android 8.0 Oreo llegará al teléfono en el primer trimestre de 2018. Llegará con el lanzador Nova Prime preinstalado. También habrá diversos juegos para el teléfono en su lanzamiento.

El precio del dispositivo es de 699 dólares, 749 euros o 699 libras esterlinas, y estará disponible para reservar a partir del 1 de noviembre en la web de la compañía, y se podrá a la venta el 17 de noviembre. Se limitará su disponibilidad a Norteamérica, Canadá, Reino Unidos, Irlanda, Alemania, Francia, Dinamarca y Suecia.