Entre las tecnologías que ha ido introduciendo Intel con los años se encuentra Turbo Boost. Es un sistema dinámico de frecuencia que establece un turbo por encima de la frecuencia base en función del número de núcleos activos. Hasta ahora Intel proporcionaba el desglose de estas varias frecuencias turbo, pero con los Coffee Lake ya no es así. Lo han estado comentando diversas webs desde la presentación, y ahora Eteknix tiene un comentario oficial al respecto de la propia Intel.

Ya no realizamos este tipo de desglose ya que se trata de algo que pertenece solo a Intel. Intel solo especifica la frecuencias base así como la turbo mononúcleo en nuestro material técnico y publicitario, como por ejemplo ARK, y no las frecuencias multinúcleo. Hemos coordinado todas nuestras comunicaciones al respecto para ser consistentes con este hecho. Todas las frecuencias turbo son oportunistas puesto que dependen de la configuración y las cargas de trabajo.

En parte Intel tiene razón. Como Intel indicó en la presentación del Core i7-8700K, y como se ha podido comprobar, el procesador puede mantener en realidad la frecuencia turbo mononúcleo en todos sus núcleos en un amplio espectro de escenarios. Sin embargo, en otros no se conseguirá alcanzar si están activos más de dos o tres núcleos, y en los peores escenarios el turbo ni siquiera entrará en juego, funcionando el procesador a su frecuencia base. Un factor importante, por ejemplo, es la refrigeración del procesador.

Realizar un desglose de las frecuencias turbo en función del número de núcleos activos puede llevar a conclusiones erróneas, pero no creo que tampoco moleste y omitir esta información me parece que tampoco beneficia a Intel. Afortunadamente, se puede seguir obteniendo esas frecuencias con otros métodos, y en Anandtech por ejemplo pusieron una cómoda tabla de turbos por procesador Coffee Lake que tenéis a continuación.

/storage/geek/posts/2017/10/10/cfl_turbo_575px.png
Ampliar t

Vía: Guru3D.