ViewSonic se ha metido en el terreno de los monitores 4K con imágenes de alto rango dinámico (HDR) con el VP2785-4K. Es un modelo con pantalla de 27 pulgadas con color de 10 bits, que cubre el 99 % Adobe RGB, 72.5 % NTSC, 100 % sRGB, 100 % Rec. 709, 100 % SMPTE-C, 100 % EBU y el 96.4 % DCI-P3. Es muy variado en sus posibilidad, y dispone de un chip especial para facilitar su calibrado con dispositivos como el clásico i1 DisplayPro de X-rite.

La pantalla cuenta con un brillo de 350 nits, un contraste estático 1000:1, con un tiempo de respuesta de 5 ms y refesco de 60 Hz. Tiene un conector DisplayPort 1.2a, un mini-DisplayPort 1.2a, dos HDMI 2.0, un USB tipo C, y un concentrador de tres puertos USB 3.0. En cuanto a la ergonomía, se puede ajustar su inclinación entre –5º a 21º, basculación 120º, giro 0 a 90º, y altura +130 mm.

Se vende también junto a una visera para eliminar al máximo los reflejos. Dispone de una corrección por hardware de la uniformidad de la retroiluminación, un sensor de luz ambiente y presencia para ajustar el brillo adecuadamente, y un error Delta E inferior a 2.

ViewSonic ya lo ha puesto a la venta por un precio de 1200 dólares.