Aunque hay mejores dispositivos portátiles para jugar fuera de casa —léase la Switch—, Motorola ha aprovechado el conector de algunos de sus teléfonos para crear un Moto Mod que es un mando de juegos. Este complemento incluye los habituales dos joysticks, la cruceta a la izquierda y los botones de acción a la derecha, además de dos gatillos en la parte superior.

La diferencia con respecto a soluciones similares es que se conecta directamente al teléfono en lugar de hacerlo por Bluetooth, por lo que no habrá problemas de conectividad o retardos en la respuesta en juegos. También incluye una batería adicional de 1035 mAh para usarlo para jugar más tiempo.

De todos los mandos de juegos para teléfonos que he visto hasta ahora, este resulta el más interesante, aunque todo depende de la calidad de los botones y joysticks. Tampoco se necesitará que haya juegos que le saquen provecho, o al menos que implementen genéricamente el uso de estos mando.

Motorola lo va a poner a la venta el 25 de agosto en EE. UU., a través de la operadora Verizon, por 80 dólares.

/storage/geek/posts/2017/08/11/2017-08-10-image-20.jpg
Ampliar t

Vía: TechSpot.