SteelSeries ha presentado dos nuevos modelos de ratones, no demasiado económicos puesto que cuestan 69.99 euros cada uno, que están orientados a los deportes electrónicos. Según la compañía, tanto el Rival 310 como el Sensei 310 utilizan un nuevo sensor óptico TrueMove3 de 12 000 CPP —conteo por pulgada—, 350 PPS —pulgadas por segundo— y una aceleración de 50 G desarrollado por PixArt, que es altamente preciso y que habilita el seguimiento 1 a 1.

Dicho de otro modo, «mover una distancia específica en la alfombrilla hará que se mueva exactamente la misma distancia en la pantalla, sin latencia, interpolación o afectar a la reducción de jitter». Es una de esas cosas que hasta que no se prueban y se estudian detenidamente, no se sabe si es algo real y que se nota o es un mero truco publicitario, pero así lo dejan. SteelSeries quiere diferenciarse de la competencia indicando que si un sensor tiene mucho CPP y pocas PPS o mala aceleración, no es un buen ratón.

El primero de los dos nuevos modelos, Rival 310, es para diestros, con zonas de goma en ambos laterales y una zona de reposo en el lateral derecho. SteelSeries apunta que este ratón está más orientado a los usuarios que tengan un agarre tipo garra o con la palma. Pesa 88.3 g, y mide 127.6 × 70.1 × 41.98 mm.

Dispone de tres botones adicionales, dos en el lado izquierdo y uno en la parte superior, además de los principales y el clic de la ruedecilla. Tiene iluminación RGB en el logo del reposapalma y en la rueda.

El Sensei 310 comparte zonas de iluminación, pero cambia a un diseño para zurdos y diestros, con cinco botones adicionales, añadiendo dos en el lateral derecho. Tiene un peso algo superior, 92.1 g, y un tamaño algo menor, 125.1 × 70.39 × 38.95 mm. En este caso apunta a un uso adecuado para los que tengan un agarre tipo garra o con las yemas.

Ambos incluyen un cable de 2 m recubiertos de tela trenzada, y se pueden configurar y sincronizar su iluminación con el resto de periféricos de la compañía.

Vía: TechPowerUp.