Nintendo se está volcando en la Switch, una consola que le está dando por ahora tantas alegrías como la Wii original, y eso significa un pequeño recorte en su catálogo de consolas. La compañía ha dejado de producir la nueva 3DS en Japón, dos años y medio después de ponerse a la venta.

De momento se seguirá vendiendo la New 3DS XL, y aquellos que quieran una DS con un tamaño de pantalla más pequeño tendrán que recurrir a la 2DS —que no es gran cosa—. La New 3DS XL podría correr la misma suerte próximamente, ya que Nintendo tiene a la venta la 2DS XL que es básicamente la 3DS XL sin la estereoscopía. De momento no se sabe si tomará la misma medida en el resto del mundo.

La compañía ha tomado esta decisión debido a que los consumidores optan casi en masa por la versión más grande. En Japón, en 2016 vendieron 1.38 millones de New 3DS XL y tan solo 120 000 de la New 3DS. En EE. UU. las cifras son de 1.39 millones y 400 000 unidades respectivamente. Los aficionados suelen optar en su lugar por la 2DS como versión de pantalla más pequeña, ya que se vendieron en 2016 unas 490 000 unidades en Japón y 770 000 en EE. UU.

Vía: Ars Technica.