Los fabricantes de chips de memoria siguen apostando por la GDDR frente a la más moderna pero más costosa de fabricar HBM. Por eso llegó el año pasado la GDDR5X con las tarjetas gráficas de Nvidia de gama alta, y a principios de 2018 llegará la GDDR6. Micron ha confirmado este último hecho, aunque ha aclarado algunos aspectos de la misma en el proceso.

Los chips GDDR5 y GDDR5X eran compatibles pin a pin para facilitar la labor de los fabricantes de tarjetas gráficas —solo había que añadir algunos PLL y circuitería adicional a la propia placa o PCB—, pero la GDDR6 va a usar un nuevo empaquetado FBGA180, y dispone de una arquitectura de doble canal de memoria, con un consumo de 1.35 V. Es un empaquetado algo más grande, de 14 x 12 mm, con unas frecuencias mínimas de 12 a 14 Gbps inicialmente, frente a los 10 a 12 Gbps de la GDDR5X. Lo interesante es que estará disponible en chips de 16 Gb —2 GB—, lo que permitirá reducir el espacio que usan en una PCB a la mitad.

Micron tiene establecida una hoja de ruta para el aumento de velocidad de las GDDR5X y GDDR6 hasta su máximo teórico de 16 Gbps. Eso pasará por llevarla a los 14 Gbps en 2018 y los 16 Gbps en 2019. A partir de entonces habrá que ver si la memoria HBM consigue hacerse un hueco más allá de las tarjetas gráficas de gamas alta, profesional y entusiasta hacia la gama media, o surge alguna otra alternativa como GDDR6X o GDDR7que lleven la memoria a los 18 Gbps.

Vía: WCCFTech.