Las opciones de sistemas de refrigeración líquida son muy variadas, y pese a que actualmente la refrigeración por aire es muy eficiente, siguen teniendo un hueco en muchos equipos para juegos o gaming. Las soluciones de refrigeración líquida integradas de bomba, radiador, tubería y ventiladores es actualmente relativamente barata, sobre todo los de 120 mm.

También hay opciones de mayor potencia de refrigeración de 240 mm como las de ID-Cooling que son baratas. La empresa tiene en el mercado el FrostFlow 240L, que actualmente se vende en España por 70 euros, y puede ser una opción interesante para muchos.

Desembalado y características

ID-Cooling es una empresa que está relanzando sus productos, y lo está haciendo con la intención de demostrar que son una buena alternativa. El FrostFlow 240L es una solución completa que permite disipar hasta 200 W, por lo que sirve para equipos de overclocking.

La compañía ha introducido algunos cambios en el sistema con respecto a las imágenes promocionales. Por ejemplo, está disponible con la bomba de la CPU con iluminación azul y roja, y la tubería está recubierta de un mallado que le da una sensación de mayor calidad. Por un precio de 70 euros, tampoco se puede pedir mucho más, como comentaré en el análisis.

El empaquetado es sencillo, con una caja con una pegatina de cierre, y con los componentes diferenciados en bolsas de plástico. Hay un pequeño panfleto con las instrucciones de ensamblaje, en inglés y chino. Si no sabes ninguno de los dos, las imágenes son bastante autoexplicativas, y en realidad el montaje es bastante sencillo, de lo cual hablaré en el siguiente apartado.

356230 bytes 345329 bytes 359317 bytes 362305 bytes 288185 bytes 322513 bytes 248025 bytes 236953 bytes 214075 bytes

El radiador de aluminio tiene un tamaño de 274 x 120 x 27 mm, a lo que hay que sumar el grosor de los dos ventiladores de 120 x 120 x 25 mm, por lo que tienen el tamaño normal. Utilizan conectores de cuatro pines, por lo que dispone de regulación de voltaje, con un funcionamiento entre los 800 y 2000 RPM. Disponen de rodamientos hidráulicos para una alta duración. No son especialmente silenciosos, pues funcionan de por sí entre los 20 y 38.2 dBA —bastante alto—. Mueve hasta 84.5 CFM de aire, y 3.2 mm H2O de presión estática.

La bomba funciona a 2100 RPM con un ruido de 25 dBA, y dispone de una base de cobre para maximizar la transferencia de calor. El consumo total del sistema es de unos 12 W, en función de la bomba de agua y los dos ventiladores cuando estén funcionando a pleno rendimiento. Los tubos de la bomba tienen una longitud de 315 mm, por lo que debería llegar en casi cualquier PC a una posición frontal o superior.

378730 bytes 301082 bytes 329085 bytes

Instalación

La instalación es bastante sencilla, y casi se podría hacer sin instrucciones salvo por el detalle de los agujeros para el zócalo que corresponda. Viene con los anclajes preparados para las placas base de procesadores Intel de los últimos años, aunque en la revisión también está preparado para los procesadores Ryzen de AMD, así como los zócalos de AMD de los últimos años.

La placa trasera se atraviesa con los cuatro tornillos por los agujeros que corresponda al zócalo, se pasa una arandela por cada una, y se fija con unas roscas. Tras quitar el plástico que cubre la base de cobre y aplicar una bolita de pasta térmica en el procesador, se pone en su sitio la bomba y se afianza con cuatro roscas más. Sencillo y sin complicaciones.

La bomba dispone de un sistema de iluminación de ledes rojos o azules, según modelo, que va girando y le da un aspecto más interesante al interior del PC.

271070 bytes 359336 bytes 380475 bytes 367376 bytes

Pruebas

El equipo de pruebas utilizado con el FrostFlow 240L es el habitual Core i7-6700K, placa base Z170 Pro Gaming de Asus, y una caja 805 de In-Win. Siempre tengo los equipos abiertos durante las pruebas, y en este caso más todavía porque no sería una buena elección para instalarle una refrigeración líquida de 240 mm, porque solo se puede poner en la zona delantera, que no es lo ideal.

En esta situación, la temperatura ambiente de la habitación era de unos 26 ºC, y la CPU en reposo se sitúa en los 31 ºC, apenas 5 ºC por encima de la temperatura ambiente. Al empezar a usar el procesador, y sobre todo jugando, la temperatura fluctúa entre los 54 y 60 ºC, con diversas fluctuaciones. En carga con Furmark, después de unos 20 minutos, se sitúa en los 71 ºC. Con el procesador algo subido alcanza los 79 ºC, con los ventiladores funcionando al máximo.

Cuando el equipo está en reposo no hace demasiado ruido el equipo, con unos 35 dB, y en carga normal llega a los 41 dB. Sin embargo, en carga completa, con el Core i7-6700K funcionando al 100 %, el ruido alcanza los 48 dB, que es un nivel de ruido no excesivamente exagerado, pero sí que puede resultar bastante molesto si lo que se busca es un equipo silencioso —aunque si sueles jugar con auriculares, este hecho no importará demasiado—.

Se puede mejorar las temperaturas en 2 a 4 ºC si se utilizan otras pastas térmicas. Tenía a mano una NT-H1 de un Noctua DH15, y las temperaturas mejoraron en esa cantidad, con una temperatura en reposo de 28 ºC, y en carga se situaba en unos 69 ºC. Con otras pastas térmicas es posible que mejoren un poquito más, y personalmente siempre me gusta tener buenas pastas como la Arctic Silver 5 a mano.

Conclusión

ID-Cooling es un buen fabricante de refrigeración para PC, y el FrostFlow 240L cubre un sector de compradores que busquen algo barato pero que tenga mucha potencia de refrigeración. Como he indicado en las pruebas, los valores de temperatura son buenos, pero el talón de Aquiles de esta refrigeración líquida integrada es el ruido.

Los ventiladores no son especialmente silenciosos, pero tampoco especialmente ruidosos. Si se quiere hacer overclocking, en ese caso sí pueden ser muy ruidosos, pero tampoco hay muchos sistemas de refrigeración silenciosos para equipos para subir el procesador, por lo que puesto en contexto tampoco es tan malo en este apartado. Lo que no lo recomendaría es para aquellos que quieran equipos silenciosos.

Con la mejora de los sistemas de refrigeración por aire, la refrigeración líquida no es tan interesante para el PC medio. Es bastante más eficiente para equipos que generen mucho calor, sobre todo si se mantiene la caja bien refrigerada. En general, por los 70 euros que cuesta esta refrigeración líquida de 240 mm, no se van a encontrar cosas mejores. Permitirá tener el procesador en buenas temperaturas, y para otros sistemas con altura de disipador limitada, puede ser igualmente una buena opción económica.

Puntuación

7.8

sobre 10

Lo mejor

  • Barato, y con iluminación.
  • Buen funcionamiento.
  • Fácil de instalar.

Lo peor

  • Puede resultar un poco ruidoso en cajas poco preparadas.