El sector de los centros multimedia es reducido debido a que en muchos casos se ven suplidos por los televisores inteligentes, las consolas u otros dispositivos como los chromecast de Google, pero Nvidia dispone de una microconsola terriblemente interesante en el mercado.

La renovada SHIELD fue presentada en el CES de Las Vegas de enero, y en esencia es la misma microconsola, aunque con algunos cambios interesantes para ciertos usuarios. Quiero agradecerle a Nvidia que nos haya cedido la SHIELD para realizar este análisis.

Desembalado y características

En esta ocasión Nvidia ha decidido incluir en el mismo paquete de la SHIELD la consola, el mando a distancia y el mando de juegos, por lo que es un producto que incluye todo lo necesario para exprimir todo su potencial. También ha subido el precio hasta los 230 euros, pero los mandos cuestan por separado 55 euros y 70 euros, por lo que es un precio que no es barato, pero que está ajustado a lo que se incluye.

Al abrir la caja lo primero que se ve es la consola y el mando a distancia dispuestos en una bandeja. Debajo de ella se encuentra el mando de juegos, la guía de inicio rápido, un cable USB tipo A a micro-USB y un libreto de asistencia técnica. En su propio compartimento se incluye un cargador con tomas intercambiables en formato estándar europeo de dos pines y el británico.

La consola

La consola o centro multimedia, como se la quiera llamar, tiene un tamaño bastante pequeño y está fabricada en plástico negro con una amplia zona lisa pulida y el resto rugosas, con una pequeña franja de iluminación verde en su parte superior. Esto último según esté colocada, porque Nvidia vende por separado un soporte para situar la microconsola en posición vertical.

Mide 210 x 130 x 25 mm y pesa 250 g, por lo que es relativamente pequeña y no hay muchos problemas para hacerle un hueco cerca del televisor. En su parte posterior incluye dos conectores USB 3.0, un HDMI 2.0, una toma Ethernet y el conector de corriente. También hay una salida de aire ya que incluye un pequeño ventilador para refrigerarlo.

La microconsola incluye un procesador Tegra X1 de la propia Nvidia, que es un SoC de ocho núcleos divididos en dos clústeres de cuatro Cortex-A57 a 2 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.3 GHz. La GPU es una personalizada ya que se basa en la arquitectura Maxwell y tiene 256 núcleos CUDA funcionando a 1 GHz.

Una de las novedades que dispone la consola es que puede reproducir contenido a 4K y 60 Hz con HDR, por lo que acompaña bien a la multitud de televisores que están llegando de este tipo al mercado. Dispone de 3 GB de memoria LPDDR4 a 1600 MHz, y 16 GB de almacenamiento eMMC. El SoC también proporciona Bluetooth 4.1 para conectar los periféricos y wifi 802.11 ac.

Mando a distancia

El mando a distancia de la nueva SHIELD dispone de un botón dedicado para utilizar el micrófono como entrada alternativa de texto. Estar pasando caracteres con uno de estos mandos lleva tiempo, y personalmente siempre recurro a las aplicaciones para móviles cuando lo permiten, como en el Apple TV.

El diseño del mando es alargado, y en cierta manera recuerda al antiguo mando de Apple. En la parte superior tiene el micrófono, la rueda para el desplazamiento con un botón central de selección, un botón de retroceder, el de inicio y el botón de usar el micrófono —no hace falta dejarlo apretado—. Se me hace un mando un poco grande, aunque resulta bastante sencillo de utilizar. Por la parte inferior del mando se tiene acceso a las pilas de botón que utiliza.

Mando de juegos

Nvidia vende la SHIELD como consola, y por ello se hace indispensable un mando para jugar. Pero en esta ocasión, el mando SHIELD ha sido remodelado de aspecto, y si bien no es terrible, en general es un mando del montón. Personalmente no me gusta su diseño, y de hecho fue uno de los motivos por los que algunos de los rumores que aparecieron con imágenes los consideré bulos en lugar de filtraciones. Creía que cambiaría de opinión al tenerlo en las manos, pero no ha sido así.

Es un mando curioso, ya que su superficie está facetada, siendo esas facetas de plástico rugoso, y en las que las aristas son lisas y brillan según incida la luz. Es curioso de ver, pero al tenerlo en la mano se echa de menos algo más parecido al mando de la Xbox One. Innovar está bien, pero muchas veces te arriesgas a equivocarte, y es lo que le ha ocurrido a Nvidia con el diseño del mando.

Por lo demás, el mando funciona perfectamente, y la conexión Bluetooth es a prueba de bombas. Dispone de dos joysticks con clic central, una cruceta, los habituales cuatro botones en diamante, dos gatillos y dos botones superiores. Como buen producto Android, además del botón Nvidia para activar el micrófono, dispone de los botones de retroceder, inicio y uno de pausar/reproducir. Es una disposición a lo PlayStation 4, pero me gusta más la que tienen los mandos de la Xbox One o la Switch, con el joystick izquierdo en la parte de arriba y el derecho situado abajo.

Android TV como base

La inclusión de Android TV en la consola lo convierte en un producto de altas prestaciones. Tiene acceso a las aplicaciones de la Play Store, que si bien no son muy diversas, son más que suficientes para ayudar a amortizar un poco más el precio de la microconsola. Por defecto viene con varias aplicaciones preinstaladas, como Play Películas, YouTube, Netflix, Plex, Play Juegos, Play Música, y por supuesto Games de Nvidia.

Además, por las mejoras internas, puede reproducir a 4K y 60 FPS con HDR, siendo esto último la novedad de esta versión. Los códecs de vídeo que utiliza son los habituales, como HEVC, VP9, H.264, VP8, etc. Servicios como Netflix permiten retransmitir a 4K diversas series y películas. Como ventaja adicional, funciona como un chromecast de Google, por lo que se puede retransmitir también de manera sencilla todo tipo de contenido desde el navegador Chrome o desde dispositivos Android y otros que implementen el protocolo Cast de Google.

Como centro multimedia suele importar su consumo y ruido. En este caso, en un uso normal reproduciendo contenido 4K se sitúa en torno a los 10 W, y jugando a los 20 W, por lo que no son cifras especialmente elevadas, pero que justifican la inclusión del ventilador. Su funcionamiento no llega a notarse, ya que además si se pone cerca del televisor el posible ruido será apagado por el sonido del mismo.

GeForce Now y GameStream: juegos bajo demanda

Hora de dar paso a lo verdaderamente interesante de la consola: GeForce Now. Es un servicio de suscripción de Nvidia que permite comprar y jugar a una serie de juegos por el precio que tiene —9.99 euros al mes—, con tres meses gratis de prueba. Los juegos compatibles con el mando SHIELD los tiene recogidos Nvidia en su web.

Hay una serie de juegos que se proporcionan sin coste adicional junto a la suscripción, como Deus Es: Human Revolution, Ultra Street Fighter IV, varios título de LEGO, The Witcher 2 o Just Cause 2 —juegos de hace unos años, una treintena en total—, pero se pueden adquirir también otros. Se juegan bajo demanda, por lo que la consola hace de mero receptor.

En la misma página que he indicado anteriormente se pueden ver también los juegos que se pueden retransmitir para jugar con el mando de SHIELD. Es compatible con Steam, que de hecho se entraría en el modo Big Picture para usarlo todavía más de consola, siempre que se tenga una tarjeta gráfica compatible de Nvidia en el PC desde que el que se retransmite.

Este tipo de servicios de retransmisión dependen mucho de la calidad de la red casera que se tenga. En mi caso, y siendo telemático, la tengo bien cuidada, con un buen enrutador con wifi 4x4 802.11 ac MU-MIMO, los máximos dispositivos posibles conectados por cable —haciendo uso de PLC, por ejemplo—, y otras medidas para evitar subidas de latencias innecesarias al conectarse a la wifi.

La retransmisión por wifi de juegos a través de GeForce Now es totalmente estable y en lo que he podido jugar —en torno a dos horas de Just Cause 2, sin otros PC que pudieran ocupar la wifi— no ha dado problemas. Tampoco en la reproducción de contenidos de Netflix, aunque tened en cuenta que en una red casera jugar por wifi puede ser inviable si se tiene además el router que proporcionan las operadoras. En la mayoría de los hogares, o ante la duda, es más recomendable conectar la SHIELD por Ethernet.

Rendimiento

Al disponer de la tienda de aplicaciones Play Store, se puede someter a la consola a pruebas de rendimiento. Me parece interesante probar ante todo la GPU, de 256 núcleos CUDA a 1 GHz y arquitectura Maxwell, ya que es una potencia que no suele llegar a este tipo de productos con procesadores ARM.

Como se ve a continuación, la potencia es excelente si se la compara con otros SoC de productos potentes, como el Exynos 8890 del Galaxy S7 o el Snapdragon 820 del Mi 5. La tasa de refresco está limitada a 60 Hz por forzar Android por defecto la sincronización vertical, frecuencia que se alcanza en la primera de las pruebas. En el apartado gráfico, el Tegra X1 es un chip muy potente, y generalmente desaprovechado.

GFXBench T-Rex, OpenGL ES 2.0
Nvidia SHIELD (2017)
Maxwell 256 CUDA, 1920x1080
60
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
57,2
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
52,1
iPhone 6
PowerVR GX6450, 1334x750
51
Galaxy S7
Mali T880,
48,9
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
41
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
36
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
22,6
GFXBench Manhattan, OpenGL ES 3.0
Nvidia SHIELD (2017)
Maxwell 256 CUDA, 1920x1080
56
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
33,5
iPhone 6
PowerVR GX6450, 1334x750
30,9
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
28,3
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
18
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
15,3
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
11,1
GFXBench Manhattan 3.1, OpenGL ES 3.1
Nvidia SHIELD (2017)
Maxwell 256 CUDA, 1920x1080
44
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
23,8
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
15,3
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
11
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
10,7
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
7,4

Conclusión

Nvidia le está cogiendo el tranquillo a la producción de dispositivos para jugones, y el nuevo SHIELD es una buena muestra de ello. En los tiempos que corren, poner a la venta un dispositivo sin servicios diferenciadores que lo respalden es un suicidio comercial, y por eso Nvidia la respalda con GeForce Now y GameStream. Los servicios adicionales son cortesía de Android TV, que ha madurado en los últimos dos años y ahora es un buen producto para centros multimedia.

La consola en sí tiene mucha potencia, incluso para estar reproduciendo contenido y grabando un vídeo a la vez —característica de fácil acceso manteniendo pulsado el botón de inicio—, y para una pantalla 1080p hará que se mueva todo muy fluido. El procesador Tegra X1, aunque tenga detractores, es un gran SoC para dispositivos móviles, y generalmente infrautilizado. De ahí que de momento Nvidia no tenga mucha prisa en hacer llegar el Tegra Xavier.

Aunque el mando para jugar no sea el mejor en cuanto a diseño, cumple a la perfección su función. No dará problemas en los juegos, y todos los títulos que están adaptados a la SHIELD se podrán sacar el máximo partido con él. Eso sí, puesto que los juegos de PC no disponen de tiro asistido como en consolas —o no al mismo nivel de desviación—, puede ser un poco más complicado acertar en los juegos como Just Cause 2.

En última instancia, el desembolso de 230 euros cuando se tienen opciones más baratas como los Chromecast de Google —o los propios televisores inteligentes— para la retransmisión de contenidos implica que se quiera sacar el máximo provecho de lo que aporta. Dicho de otra forma, jugar, jugar y jugar. Como centro multimedia hay modelos más baratos, pero GeForce Now es una opción muy interesante para considerar a SHIELD como prima de las consolas, y GameStream es algo muy positivo.

En este caso tengo curiosidad por saber hacia dónde evolucionará Nvidia GeForce Now y este centro multimedia/microconsola, porque tiene mucho potencial, y quizás incluso desaprovechado. Es un dispositivo que destaca por encima del resto de su su sector de mercado, y con diferencia.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Centro multimedia asequible para lo que incluye, con 4K y HDR.
  • Retransmisión de juegos y contenido desde los PC.
  • Sin duda, lo mejor de todo es que Nvidia se toma muy en serio las actualizaciones de Android TV.

Lo peor

  • El mando de juegos podría ser mejor, aunque tampoco es malo.
  • Potencia gráfica desaprovechada.