LG ha presentado un nuevo monitor de 42.5 pulgadas, que es un tamaño cada vez más común en los catálogos de los fabricantes de monitores. Su resolución es de 3840 x 2160 píxeles, y como característica principal para ciertos consumidores está que puede mostrar hasta cuatro entradas de vídeo simultáneamente.

Para ello dispone de un DisplayPort 1.2a, dos HDMI 2.0, dos HDMI 1.4 y un USB-C compatible con DisplayPort, además de un concentrador de dos USB 3.0. La pantalla se puede dividir en otros tamaños como se ve en la imagen adjunta, por lo que proporciona mucha versatilidad en este aspecto. Además, también se puede utilizar el modo de imagen superpuesta, situando la segunda entrada de vídeo en una de las cuatro esquinas.

El panel utilizado es IPS de 60 Hz con un tiempo de respuesta de 8 ms y dispone de color de 10 bits, un brillo máximo de 350 nits y una relación de contraste estático de 1000:1. Dispone de altavoces estéreo de 10 W diseñados por Harman Kardon, y montaje VESA de 200 x 200 mm.

LG pone a la venta el monitor en Japón el 19 de mayo por un precio de unos 750 dólares.