Cuando la tecnología de imágenes de alto rango dinámico —HDR, por sus siglas en inglés— no ha terminado de ser un nicho de mercado, Samsung y Amazon han creído conveniente presentar un estándar adicional. Su nombre es HDR10+, que es una versión actualizada del estándar que ya presentaron en mayo de 2015, HDR10. Su contrincante en este sector es Dolby Vision.

Todos los televisores 4K UHD de Samsung de 2017 son compatibles con HDR10+, y actualizará a finales de año los modelos 4K UHD de 2016 para que sean también compatibles. Por tanto, es una actualización más relacionada con el firmware que gobierna la presentación de imágenes que una actualización del hardware necesario para hacer funcionar la tecnología HDR.

Añaden metadatos dinámicos al estándar, algo que ya ofrecía Dolby Vision y donde residía parte de su ventaja, con lo que se puede ofrecer también mapas de tonalidad dinámicos. Por lo tanto, la calidad de imágen se hace escena por escena en vez de de manera global para todo el vídeo, con lo que en los montajes se puede tener un control más granular de la calidad final del producto y "más acorde a la visión de los directores de las cintas".

Amazon se encargará de ofrecer el contenido compatible con HDR10+ dentro de unos meses a través de su servicio Prime Video, como por ejemplo las series El hombre en el castillo o Transparent.

Este estándar se une a HDR, Dolby Vision, HLG y Advanced HDR.

/storage/geek/posts/2017/04/20/hdr10plus_main_2.jpg
Ampliar t

Vía: The Verge.