Los fabricantes de chips de memoria NAND y DRAM no supieron prever a tiempo un aumento extraordinario de la demanda durante 2016. Los culpables son los teléfonos inteligentes, que además de producirse un mayor número de ellos, también duplicaron la cantidad de RAM y almacenamiento que incluían, y que es el verdadero culpable del aumento brutal de precio que ha habido en los últimos seis meses.

Si bien los fabricantes han ido ampliando sus fundiciones, nombre que reciben las fábricas de obleas de donde se recortan los chips, y creando nuevas, no será hasta 2019 cuando los precios de los chips de memoria se hundan. El pronóstico lo ha realizado la empresa de estudios de mercado Gartner, que además ha indicado que es un ciclo habitual en el mercado de la memoria. La inversión de China en el sector de los semiconductores, de 150 000 millones de dólares entre 2014 y 2024, también empezará a notarse en los precios.

El precio de la memoria DRAM se ha casi duplicado en muchos casos, y según Gartner alcanzará su apogeo en este segundo trimestre de 2017. También han indicado que el aumento de capacidades de memoria y almacenamiento de los iPhone, Mac e iPad han tenido un gran efecto en la demanda de chips, pero también Samsung y otros fabricantes al ofrecer capacidades de 128 GB en el Galaxy S8 y otros productos. Un mercado del PC con ventas estables también está fomentando la venta de RAM y SSD.

Vía: PC World.