Asus ha presentado dos placas base de su línea de productos Republic of Gamers (ROG) orientada a componentes para jugones de verdad. Al menos es como los publicita la compañía. Las nuevas placas base son la ROG Strix B250H Gaming y B250G Gaming, la primera en formato ATX y la segunda micro-ATX.

Incluye cuatro ranuras de memoria DDR4 para velocidades de 2133 y 2400 MHz, así como dos ranursa para discos SSD de tipo M.2, para longitudes hasta 22110, y una de ellas es compatible con los SSD Optane de Intel. Disponen de cuatro conectores SATA 3, dos puertos USB 3.0 y cuatro puertos USB 2.0. No dispone de conectividad más modernas como USB 3.1, o conector USB tipo C.

El modelo ATX permite CrossFire al contar con una segunda ranura PCIe 3.0 x4. Ambas disponen de salida HDMI y DVI-D, chip de audio ROG SupremeFX con un códec S1220A capaz de reproducir audio a 32 bits y 192 kHz, y un chip Ethernet I1219V de Intel.

El precio de la B250H Gaming será de 129 euros, y el de la B250G de 105 euros.

Vía: The Tech Report.