BIOSTAR ha presentado la primera placa base mini-ITX para procesadores Ryzen, la X370GTN. Utiliza un chipset de alto rendimiento, y acepta memorias de hasta 3200 MHz, en un tamaño total de 32 GB en dos ranuras de que dispone la placa base con zócalo AM4.

Tiene un tamaño de 17 x 17 cm, con una sola ranura PCIe para un tarjeta gráfica. En la parte trasera tiene dos puertos USB 3.1, uno de ellos con conector USB tipo C, cuatro USB 3.0, cinco jacks de audio, un HDMI, un DVI y un PS/2. En la parte trasera de la placa hay una ranura para un SSD de tipo M.2 de hasta 2280. Tiene un chip de audio ALC892, y uno Ethernet RTL8118AS, ambos de Realtek.