Elon Musk está dispuesto a revolucionar el mundo conocido, la forma de obtener energía, la forma de almacenarla y la forma de transportarnos, ya sea en coche, cohete o tren de levitación magnética, porque como ha confirmado hace poco el creador de PayPal y Tesla, las pruebas del tren Hyperloop siguen viento en popa.

Hyperloop es el nombre de un proyecto de transporte público de baja contaminación que propone un tren de levitación magnética capaz de viajar por un conducto hasta a una velocidad teórica máxima de 1200 km/h. La primera prueba de este transporte se realizó en mayo de 2016, en el circuito de prueba que se está construyendo en el desierto de Nevada, y un año después, sus creadores quieren demostrar todo lo que ha mejorado con una nueva prueba que tendrá lugar en la primera mitad de 2017. Hasta ahora solo han construido 500 metros de circuito, pero esperan que sea suficiente para demostrar todo lo que Hyperloop es capaz de hacer.

Mientras tanto Rob Lloyd, director de Hyperloop One, ha recordado el contrato que tienen con los Emiratos Árabes para construir la primer línea comercial de Hyperloop para el transporte de mercancías entre Abu Dabi, Dubái y Al Ain, proyecto en el cual ya tienen trabajando más de 150 ingenieros y un total de 240 empleados de la compañía.

Fuente: Hyperloop One. Vía: Techspot.