Los problemas económicos de Yahoo en 2015 fueron determinantes para que finalmente se decidirá vender su principal unidad de negocio, a pesar de los esfuerzos de Marissa Mayer para reflotar la compañía. Verizon fue quien se hizo con ella, ofreciendo 4800 millones de dólares.

No obstante, el gigante de las telecomunicaciones trató de reducir el importe a pagar, debido a los problemas descubiertos en Yahoo, como leer los correos de sus usuarios o la vulneración de la seguridad de 200 millones de usuarios. Aunque desde Verizon buscaban una reducción de 1.000 millones en el importe a pagar, finalmente se ha alcanzado un acuerdo para reducir el importe en 250 millones de dólares.

El primer efecto de esta rebaja ha sido el incremento de un dos por ciento que han experimentado las acciones de Yahoo. Verizon anunció en enero que estaba trabajando para cerrar el trato lo antes posible, durante el segundo trimestre de este año.

Fuente: Bloomberg. Vía: Deadline.