Corsair ha presentado dos nuevas series de fuentes modulares para cubrir copar aún más el mercado de las fuentes de alimentación de alta calidad. La primera serie HX tiene el certificado 80 PLUS Platinum, que incluye solo condensadores japoneses, y está orientada a un rendimiento eficiente y silencioso. Hay modelos de 1200, 1000, 850 y 750 vatios.

Incluyen protecciones frente a sobrevoltaje, voltaje bajo, cortocircuitos, y el sobrecalentamiento. Las fuentes incluyen una palanca para elegir entre un modo de operación de un único raíl o de varios raíles de 12 V. El modo múltiple añade protección frente a sobreintensidad y limita la corriente a 40 A. Todas incluyen dos conectores EPS para algunas placas X99, Z270, en formato E-ATX, o que incluyen dos zócalos para procesadores, que requieren de alimentación extra.

/storage/geek/posts/2017/01/09/hx1200_07.png
Ampliar t

La serie TX-M es más normal, con mismas protecciones y capacidad modular, y misma orientación silenciosa. Incluyen certificado 80 PLUS Gold, y un ventilador de 140 mm con rodamientos estriados. En este caso todos los condensadores también son de origen japonés, de alta duración —aunque Corsair no lo anuncia tanto, por lo que serán japoneses; ya me entendéis—.

Los precios de las fuentes van de los 230 dólares por la HX1200 hasta los 130 dólares de la HX750, y de los 130 dólares de la TX850M a los 80 dólares de la TX550M.

17151 bytes 12347 bytes 12493 bytes