SanDisk ha presentado una de las memorias USB más rápidas del mercado ya que se trata de un SSD en un formato ligeramente más distinto y portable. La memoria Extreme Pro USB 3.1 cuenta con un diseño exterior similar al de otras memorias USB de SanDisk, pero con un cuerpo de aluminio en blanco o negro que le confiere una mayor durabilidad.

El dispositivo se conecta mediante USB 3.1 Gen. 1, que es equivalente a USB 3.0 según el cambio de nomenclatura del USB-IF. Esto le permite alcanzar unas velocidades de 420 MB/s de lectura secuencial y 380 MB/s de escritura, limitado sobre todo por el máximo de transferencia de USB 3.0.

Esta memoria USB es compatible con encriptación AES-128. Estará disponible en capacidades de 128 GB y 256 GB, por un precio de 180 dólares para la de mayor capacidad.

29982 bytes 28612 bytes 19235 bytes

Vía: SanDisk.