El sistema de seguimiento ocular Tobii se está haciendo un hueco en el sector de los portátiles, y MSI es uno de sus promotores con equipos como el GT72VR 6RE Dominator Pro. Es un equipo con una GTX 1070 y un Core i7-6700HQ, que viene adecuadamente acompañado de una pantalla IPS con G-SYNC.

Este modelo presenta una interesante mezcla de componentes y características adicionales, ya sea el sistema Tobii o los programas que le acompañan, además de las posibilidades de expansión que tiene.

Diseño y hardware

El GT72VR 6RE Dominator Pro de MSI incluye un procesador Core i7-6700HQ, que es la versión de los procesadores de ocho núcleos lógicos de Intel más habitual en el mercado de los portátiles. Funciona a 2.6 GHz de base con turbo de 3.5 GHz, con un TDP de 45 W. Está acompañado de 16 GB de memoria DDR4 a 2133 MHz, que es lo recomendable para que no le falte memoria al equipo en ningún juego.

La tarjeta gráfica es una GTX 1070, aunque la versión de movilidad es ligeramente distinta que la de sobremesa, aunque tienen una potencia similar. Basada también en el chip GP104, tiene una frecuencia base de 1442 MHz y un turbo de 1645 MHz, con 2048 sombreadores, frente a los 1506 MHz y 1683 MHz con 1920 sombreadores de la versión de sobremesa.

La pantalla es de 17.3 pulgadas con resolución 1080p de tipo IPS de gran calidad, que cubre el 94 % de la gama de color NTSC, y se nota de manera efectiva al reproducir contenido con colores vívidos. El brillo máximo de la pantalla se sitúa por debajo de los 310 nits y 1000:1 de contraste. Además tiene un refresco de 120 Hz, e incluye el módulo de refresco adaptativo G-SYNC para que no se vean cortes de fotogramas.

211144 bytes 171912 bytes 235582 bytes 127085 bytes 93781 bytes 207129 bytes 277321 bytes 113559 bytes 120483 bytes 115974 bytes 114244 bytes 113836 bytes 104972 bytes 100257 bytes 230688 bytes

La carcasa está hecha de aluminio y plástico, y le da un buen aspecto al equipo. No es un portátil pequeño, ya que tiene unas dimensiones de 428 x 294 x 48 mm, con un peso de 3.9 kg. La batería es de 75.9 WHr —5350 mAh—, y para cargarla se incluye una fuente de alimentación externa de 230 W. Es un extra de peso a tener en cuenta al mover el equipo, aunque entra dentro de lo razonable para el tipo de equipo que es.

Entre las ventajas de este tipo de portátil es que incluye un teclado tipo chiclet desarrollado por SteelSeries con iluminación RGB regulable. La calidad del teclado es alta, aunque viene con una disposición americana pero grabada con la eñe, con la tecla de mayor y menor, indispensable para los programadores, a la derecha de la barra espaciadora. Es un cambio que se está viendo cada vez más en los portátiles, con la clara intención de reducir costes, pero que hace que la tecla de intro en vez de ocupar dos filas ocupe solo una alargada, a lo cual los que sabemos mecanografía nos puede llevar a bastantes errores los primeros días de usar el teclado.

196997 bytes 195050 bytes 292348 bytes 213062 bytes 254687 bytes 164309 bytes 206979 bytes 259904 bytes 284244 bytes 210518 bytes 183869 bytes

En el apartado de la conectividad, el equipo incluye todo lo que se pueda esperar a estas alturas de 2016. Las salidas de vídeo en la parte trasera incluyen un HDMI con salida 4K y 60 FPS, y un mini-DisplayPort, además de un USB 3.1 Gen. 2 tipo C y el conector Ethernet. A la derecha hay un USB 3.0 y la grabadora de DVD, y a la izquierda hay otros cuatro USB 3.0, un lector de SD y cuatro conectores de audio de 3.5 mm.

Destripando el equipo, en su interior tiene un sistema de doble ventilador, que es suficiente para las necesidades energéticas del mismo. Incluye un disco duro de 1 TB de HGST a 7200 RPM y un SSD de tipo M.2 2280 de Toshiba de 256 GB, modelo HG6 con memorias NAND de tipo MLC. Uno de los bancos de memoria esta vacío para poder así añadirle otros 16 GB de RAM de tipo SODIMM.

215866 bytes 207649 bytes 211240 bytes 296052 bytes 207313 bytes 258804 bytes 255112 bytes 222205 bytes

Rendimiento

El procesador incluido en este portátil es un Core i7-6700HQ. El equipo se comporta adecuadamente para el procesador que tiene, y por la combinación de procesador, tarjeta gráfica y pantalla, también puede ser un portátil adecuado para diseñadores.

Cinebench R15
Core i7-6700K
875
MSI GT83VR 6RF
Core i7-6920HQ
782
Core i7-6820HK
715
MSI GT72VR 6RE
Core i7-6700HQ
679
Core i7-6700HQ
675

GPU

Las pruebas de rendimiento las he orientado a probar la pantalla 1080p del equipo, ya que es de 120 Hz con G-SYNC. Va a ser raro que un usuario doméstico vaya a comprar un monitor de estas características y además un portátil como el MSI Dominator Pro, por lo que jugar a otras resoluciones no parece tan interesante.

En la mayoría de juegos en calidad ultra la tarjeta gráfica se comporta con un alto rendimiento, no consiguiendo los 120 Hz del panel, pero tampoco le hace falta. Se va a ver algo limitado por el procesador, y para equipos con la potencia de una GTX 1070 sería más recomendable buscarlos con un procesador superior como el Core i7-6820HK.

Aun así, en muchos casos invertir más dinero en un portátil más caro no va a ser necesario, sobre todo si se tiene en cuenta que en el futuro cercano la labor de las DirectX 12 es la de descargar de trabajo al procesador, y los resultados con esta biblioteca gráfica suelen permitir ganar el rendimiento perdido, como ocurre en Hitman o Ashes of the Singularity.

Las pruebas en las gráficas de sobremesa están hecho con un equipo con un Core i7-6700K y 16 GB de DDR4-3000.

Ashes of the Singularity, 1080p, High, FPS
GTX 1080 8G
80,7
93
GTX 1070 8G
75,6
82
GTX 1060 6G
57,8
58,8
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
56,3
67,7
GTX 1060 3G
54,4
55,7
GTX 970 4G
51,3
48,3
RX 480 (8 GB)
46,4
57,2
RX 470 4G
45,4
53,2
GTX 1050 Ti 4G
37,6
35,5
GTX 960 2G
35,4
32,2
DirectX 11 DirectX 12
Rise of the Tomb Raider, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
GTX 1080 8G
151,3
146,7
GTX 1070 8G
122,8
118,1
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
105,6
103,2
GTX 1060 6G
84,1
82,9
GTX 1060 3G
79,6
64,4
RX 480 8G
73,3
64,3
GTX 970 4G
70,9
58,1
RX 470 4G
65,3
66,7
GTX 1050 Ti 4G
48,8
46,7
GTX 960 2G
32,1
33
DirectX 11 DirectX 12
Hitman, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
GTX 1080 8G
110,1
117
GTX 1070 8G
91,7
94,3
RX 480 8G
75
71
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
70,5
82,4
GTX 1060 6G
64,7
67,5
RX 470 4G
60,5
61,3
GTX 970 4G
56,1
48,6
GTX 1050 Ti 4G
39,1
39,5
GTX 960 2G
34,8
34,6
DirectX 11 DirectX 12
Total War: Warhammer, 1080p (FHD), calidad ultra, en FPS
GTX 1080 8G
133,9
117,5
GTX 1070 8G
109,8
101,1
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
97,7
77,1
GTX 1060 6G
78,9
73,6
GTX 970 4G
75,2
69,2
GTX 1060 3G
74,7
68,3
RX 480 8G
63,8
79
RX 470 4G
62,6
74,4
GTX 1050 Ti 4G
45,4
41,5
DirectX 11 DirectX 12
Deus Ex: Mankind Divided, 1080p (FHD), calidad ultra sin MSAA, en FPS
GTX 1080 8G
74,7
75,3
GTX 1070 8G
61,5
60
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
56,6
58,2
RX 480 8G
44,6
44,2
RX 470 4G
39,1
38,2
GTX 1060 6G
37,4
36,5
GTX 1060 3G
34,9
30,7
GTX 1050 Ti 4G
25,6
25,1
GTX 960 2G
19,8
13,2
RX 460 2G
18,2
15,3
DirectX 11 DirectX 12
The Division, calidad Superior, sin antiescalonamiento
GTX 1080 8G
97,5
GTX 1070 8G
81,3
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
74,2
GTX 1060 6G
59,2
RX 480 8G
58,4
GTX 1060 3G
55,7
GTX 970 4G
52,2
RX 470 4G
52
GTX 960 2G
34,8
GTX 1050 Ti 4G
33,5
The Witcher 3, Ultra, sin Nvidia HairWorks
GTX 1080 8G
101
GTX 1070 8G
83
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
72
GTX 1060 6G
58
GTX 1060 3G
53
GTX 970 4G
52
RX 470 4G
47
GTX 1050 Ti 4G
34
GTX 960 2G
28
Dirt Rally, calidad ultra, 2x MSAA, en FPS
GTX 1080 8G
155
GTX 1070 8G
151,6
GTX 1060 6G
122,9
GTX 1060 3G
105,2
GTX 970 4G
102,5
RX 480 8G
100,7
MSI GT72VR 6RE-042ES
GTX 1070 8G
100,5
RX 470 4G
91,4
GTX 1050 Ti 4G
75,2
GTX 960 2G
67,4

Almacenamiento y autonomía

MSI ha añadido un SSD de 256 GB fabricado por Toshiba, con interfaz SATA3. Las velocidades son las que se pueden esperar en este tipo de SSD a estas alturas, con la transición continua hacia los más rápidos PCIe con NVMe. La velocidad de lectura/escritura secuencial alcanza los 539.4 y 211 MB/s, que son valores normales.

El disco duro incluido es de HGST de 7200 RPM y 1 TB de capacidad, alcanzando los 139 MB/s de lectura y escritura secuencial, y unos bastante típicos 1 MB/s y 0.5 MB/s de lectura y escritura aleatoria de cualquier disco duro. Este modelo es el que se encuentra general en este tipo de portátiles, y es el usado frecuentemente por MSI.

52358 bytes 52346 bytes

A pesar de que el equipo cuenta con un modo de ahorro de energía avanzado cuando no está conectado a la corriente, la batería de 75 WHr no da para mucha autonomía, aunque de al menos unas 3.5 h. de uso normal del equipo navegando por internet o viendo vídeos, y por debajo de la hora de juego. Jugando su duración es bastante menor, e inferior a las dos horas. Es una duración normal para esta combinación de procesador i7 y GTX 1070.

Temperaturas y ruido

Un equipo portátil de estas características, con un consumo situado en torno a los 150 W en carga, genera una buena cantidad de calor. Afortunadamente se concentra en la parte superior de la carcasa, y en ningún momento llega a afectar a la zona del teclado como es habitual en otros portátiles. También ayuda su sistema de refrigeración, y es un alivio que es relativamente silencioso.

En carga, el equipo no supera los 43 dBA en carga completa mediante Furmark, pero es más normal que se sitúe sobre los 40 dBA. Con la habitación a unos 22 ºC, la zona superior central se sitúa en torno a los 40 ºC, aunque la zona inferior del portátil roza los 45 a 50 ºC en la zona de expulsión del aire caliente. Son valores respetables para un portátil.

En reposo, la CPU se sitúa en unos 41 ºC y la GPU en los 30 ºC. La CPU alcanza unas temperaturas cercano a los 84 ºC en pruebas de carga completa, mientras que las GPU se sitúan entre los 65 ºC y 75 ºC, con la intención del equipo de limitar su rendimiento para no generar más calor del necesario. El valor de temperaturas de la CPU es el normal en procesadores de movilidad —en otros modelos más potentes los valores suelen rozar los 100 ºC—, y el de las GPU es bueno, ya que otros equipos pueden alcanzar fácilmente y mantener los 80 ºC.

Programas y Tobii

MSI incluye diversos programas y controladores para todo el hardware que incluye el equipo. El centro neurálgico del PC es Dragon Center, dodne se controlan y lanzan otras aplicaciones relacionadas, como por ejemplo lo relacionado con el teclado a través de SteelSeries Engine III, la calidad de la pantalla como MSI True Color para cambiar los espacios de color —incluye uno para diseñadores—, el sonido de Nahimic 2, y también las opciones de red con Killer Network Manager.

Todos ellos aportan valor al equipo, y necesarios para controlar cada uno de sus aspectos. Puesto que lleva dos tarjetas Nvidia, es deseable instalar GeForce Experience, y de esta forma gestionar los ajustes gráficas de los juegos y actualizar los controladores. Los programas instalados son prácticamente de configurarlos una vez y después olvidarse de ellos.

En cuanto al sistema de seguimiento ocular Tobii, hay una creciente lista de juegos que son compatibles con él, y para probarlo he recurrido a Assassin's Creed Syndicate. Hay que pasar un sistema de configuración de la herramienta para afinarla a cada usuario. En el día a día no es especialmente útil, y además es una tecnología todavía un poco verde en el plano del software.

En los juegos suele ayudar a realizar el apuntado de armas por adelantado, teniendo solo que mirar a un objetivo y apretar el gatillo, y en AC Syndicate tiene también otros usos, como mirar a donde se quiera lanzar la cuerda para moverse entre edificios. Hay que acostumbrarse a esta forma de funcionar, porque algunos jugones tendrán la costumbre de casi ni mirar donde está apuntando el personaje. En la práctica puede ayudar en los juegos, pero hay momentos en los que no funciona correctamente si te has movido de la posición en la que has calibrado los sensores Tobii.

Conclusión

MSI ha combinado en el GT72VR una interesante mezcla de hardware y características, empezando por su pantalla IPS de alta calidad con un refresco de 120 Hz y G-SYNC. En un momento en el que G-SYNC no se está dejando ver tanto en monitores para PC de sobremesa por el sobrecoste que supone, los portátiles son el reducto perfecto para que se incluyan con un sobrecoste previsiblemente menor.

El procesador es el Core i7 más básico para portátiles de alto rendimiento, pero acompaña suficientemente bien a la GTX 1070. Aunque el modelo de movilidad es diferente del de sobremesa, el resultado de su bajada de frecuencias es que parte de un rendimiento inferior.

El diseño del portátil es grande, pero no se hace inmanejable o intransportable como otros. En este caso, MSI ofrece en su catálogo la misma combinación de hardware pero en distintas carcasas externas. En la variedad está el gusto. En el caso de este GT72VR, lo que se gana con sus 38 mm de grosor y 3.9 kg de peso es un sistema de refrigeración que hace muy bien su función y que es relativamente silencioso. Son dos aspectos que se suelen valorar mucho a la hora de comprar un portátil para juegos, y convierten al GT72VR en un modelo totalmente recomendable.