Las energías renovables son un pilar fundamental para las compañías tecnológicas más importantes y más concienciadas del activismo medioambiental. Apple siempre ha sido la más preocupada por el medioambiente, eliminando componentes nocivos de sus productos e informando de los progresos de su funcionamiento con energías renovables, y Google no se quiere quedar atrás en este terreno.

La compañía asegura que en 2017 todas sus instalaciones funcionarán con energías renovables, lo que implica al 100 % de los 2600 megavatios que consume. La compra de la energía se hará a productoras de energía solar o eólica, para suministrar sus oficinas y centros de datos en todo el mundo. No han indicado qué ocurra con las fábricas donde se producen sus dispositivos, un apartado en el que Apple también ha priorizado.

Con proyectos interesantes como los de Tesla en este terreno, y aunque no ocurra en todos los países, el avance de las energías renovables viene precedido de una bajada de los precios de generación de esta energía en un 60 % para la eólica y un 80 % para la solar durante los últimos seis años.

Cantidad de megavatios de energía renovable que compran.

Vía: Ars Technica.