Qualcomm ha presentado el Snapdragon 835, aunque solo su nombre, proceso de fabricación y cuándo estará listo, y una de sus características será la inclusión del sistema Quick Charge 4.0. Este sistema de carga rápida hace uso de la especificación de suminitro de energía por USB (USB Power Delivery, USB-PD), que puede entregar hasta 100 W a los dispositivos que se conecten mediante el conector USB tipo C.

No llegará a tanto en el caso del teléfono, pero sí que permitirá, según los datos dados por Qualcomm, una carga un 20 % más rápida con un 30 % más de eficiencia con respecto a la generación anterior de carga rápida 3.0 gracias al uso de USB-PD. En esta ocasión se ajustan a la especificación en lugar de crear un desarrollo paralelo que puede dar problemas con algunos cargadores y cables USB tipo C. Está además en la línea de lo que quiere Google para Android. Con 15 minutos de carga se podrá recargar hasta un 50 % de las baterías.

También se mejora el sistema de negociación de voltaje INOV de Qualcomm, alargando la vida útil de la batería, y permitiendo que conserven hasta un 80 % de su carga máxima tras 500 ciclos de carga, con la implementación además de protecciones de sobretensión, sobrecorriente, y sobretemperatura en cuatro zonas y en tiempo real —chasis, batería y PMIC, chip de gestión de energía, de los que introduce dos nuevos, el SMB1380 y el SM1381—. En el terreno de la generación de calor, prometen reducir en hasta 5 ºC el calor generado por las baterías que usan QC 4.0.

144699 bytes 163290 bytes 157617 bytes

Vía: AnandTech.