Las compañías han visto un nicho de mercado en las mochilas-PC, equipos medianamente potentes para que no haya posibilidad de enredarse con los cables de las gafas de realidad virtual. MSI tiene la suya, pero también Dell y HP. Al club se une ahora Zotac con la VR GO, en la que ha optado por incluir una potente GTX 1070, y que será más que suficiente para dar mucha fluidez a cualquier juego disponible para las Vive y Rift.

En la parte superior tiene dos puertos USB 3.0 y un HDMI, mientras que en el lateral derecho incluye otros tres USB 3.1, dos HDMI, dos DisplayPort, lector de tarjetas SD, audio y micrófono y dos Ethernet. Estas mochilas también están pensadas para usarse como equipos normales de sobremesa cuando no se esté usando las gafas quitando el arnés, y Zotac no ha escatimado en conectividad. El procesador que incluye es un Core i7 del que no ha indicado el modelo exacto, y la placa base tiene dos ranuras para módulos de memoria DDR4, así como un SSD en formato M.2 2280 y tipo PCIe 3.0 x4, una bahía de 2.5'', además de chips de Wi-Fi 802.11 ac y Bluetooth 4.1.

El sistema de refrigeración es de perfil bajo desarrollado especialmente por Zotac para VR GO, y la placa base y el resto del equipo está diseñado por la compañía para que se ajuste a su visión de este tipo de producto. No ha indicado otras características como el tamaño de su batería, o al menos la duración aproximada de juego sin tener que enchufar a la corriente la mochila, aunque las dos que incluyen se pueden cambiar en caliente y en la parte inferior se muestra un indicador luminoso con la capacidad actual de cada una.

Zotac estima que pondrá a la venta VR GO antes de final de año, y por ahora no ha indicado su precio.

30144 bytes 37046 bytes 36531 bytes

Vía: AnandTech.