Las grandes compañías dedicadas a las tecnologías de la información están teniendo problemas con las haciendas europeas, así como con las de Estados Unidos. En el caso de Facebook, el Servicio de Impuestos Internos (IRS), de su país está reclamando 1,7 millones de dólares, más intereses, desde 2010 en impuestos atrasados.

Según se indica, esta cantidad es el resultado de haber infravalorado las propiedades transferidas a su sociedad en Irlanda. Facebook se está resistiendo al pago, pues indica que esta cantidad ascendería a una cifra entre los 3 y los 5 mil millones en caso de que le sean reclamados importes de años anteriores.

La cantidad que ha sido infravalorada por la compañía no ha sido todavía fijada, estando aún en disputa, indicando la hacienda estadounidense que Facebook no ha proporcionado todos los datos que necesitan para la auditoría, ni se ha reunido con los auditores. Por lo menos, y gracias a los cambios de las leyes irlandesas, Facebook y otras compañías ya no podrán emplear agujeros legales para dejar de pagar los impuestos que les corresponden.

Vía: EnGadget.