Huawei cuenta con una gran variedad de teléfonos en el mercado, y los que se encuentran bajo el sello Honor están sobre todo orientados a proporcionar un buen nivel de características a precios interesantes. En el caso del Honor 8, la compañía ha optado por darle una vuelta de tuerca al apartado del diseño, aunque sin olvidarse de la fluidez y el apartado gráfico con una doble cámara trasera.

Diseño y hardware

El apartado del diseño ha sido mejorado en los últimos dos años por parte de los fabricantes chinos con la inclusión de aluminio y cristal en sus productos. Fabricar en esos materiales actualmente es barato como el plástico, aunque sean dispositivos que no bajan tan rápido de precio, y no bajan tanto como los de plástico en su ciclo de vida.

Aunque el diseño externo del Honor 8 pueda estar inspirado en el iPhone 6 (algo que es evidente y que casi todos los fabricantes se inspiran en él), la falta de unos bordes redondeados en la pantalla le da una sesación muy distinta en la mano. Tiene además unos acabados más rectangulares, pero es innegable las similitudes con el producto de Apple, que no quiero decir que sea malo. Al contrario, con estas copias se han conseguido teléfonos más baratos y de buen diseño. Aunque la ubicación del altavoz inferior, conector de audio y conector de datos sea igual, la nota distintiva la pone la trasera hecha de cristal.

El modelo analizado es el de color azul, que simplemente es sensacional. Es bastante único si miramos lo que hay ahora mismo en el mercado, y afortunadamente tanto el cristal de la pantalla como el de la trasera están recubiertos con una capa oleofóbica. Aunque es un teléfono grande, con 145,5 mm de altura, tiene una buena sensación de agarre, pero se echa en falta el redondeado de los bordes para mejorar el deslizamiento de fuera a dentro y que posibilitara un agarre más firme.

709879 bytes 970648 bytes 972781 bytes 1164645 bytes 1312072 bytes 1283361 bytes 1164444 bytes

La caja en la que viene el teléfono es bastante minimalista, aunque tiene un cuidado diseño. Al extraer la bandeja de la caja principal, el teléfono está listo para sacarse tirando de él con el plástico que lo protege. Hay otras dos bandejas a su vez con los extras. En una se incluye el cargador de pared y el cable USB tipo A a tipo C usado por el teléfono, además de unos auriculares de botón con un diseño terriblemente similar al de los EarPods de Apple. En la otra se incluye el pasador para extraer la bandeja de las tarjetas SIM y tarjeta microSD, y la documentación y garantía del teléfono, y un par de pegatinas de la marca Honor.

La bandeja está en el lado izquierdo, y en el derecho incluye en la parte superior los botones de volumen y un poco más abajo el de encendido. En la parte posterior domina la doble cámara además del flash de dos ledes y el sistema de autofoco. En la inferior están el conector de 3,5 mm, el USB tipo C de carga, y la rejilla del altavoz.

1010235 bytes 850543 bytes 984626 bytes 844961 bytes

Al tenerlo en la mano da una sensación extraña hasta que te acostumbras el hecho de que cuenta con tres pegatinas con información variada en su parte posterior, como su código de producto de la UE o el IMEI, y le da un aspecto de teléfono más barato de lo que es. Hubiera quedado muchísimo mejor si hubiera estado inscrito a láser, pero la opción de cristal en la parte posterior les quitaba todas las opciones para hacerlo de forma barata.

El teléfono también peca un poco de ser escurridizo sobre las superficies, incluso más de lo que ya era el iPhone 6 y sucedáneos. Pero en general el Honor 8 cuenta con un gran diseño que debería gustar a la inmensa mayoría de los compradores, y en parte su precio lleva incluido este hecho. No es el típico aluminio de segunda de muchos teléfonos chinos, y el cristal trasero y el delantero tienen protección Gorilla Glass, y distan también de dar sensación de barato. En general tiene muy buen nivel de acabados y fabricación.

893262 bytes 1001190 bytes 925592 bytes 1017903 bytes 515676 bytes

Rendimiento

CPU

Uno de los secretos del éxito de Huawei y sus precios económicos es la utilización de procesadores propios bajo el sello HiSilicon. En años pasados se quedaban descolgados con respecto a los de la competencia, pero recientemente ha mejorado mucho en potencia y eficiencia energética. El Honor 8 incluye un Kirin 950, que consiste en dos grupos de ocho núcleos, cuatro Cortex-A72 a 2.3 GHz de alto rendimiento, y otros cuatro Cortex-A53 a 1.8 GHz para tareas que requieran menos potencia de procesamiento.

El rendimiento es muy bueno y la interfaz va fluida, y es un aspecto que no va a decepcionar a ningún usuario. El rendimiento bruto de este también es excelente como demuestra la prueba de rendimiento de Geekbench 4.

Geekbench 4, monohilo
iPhone 7
Apple A10 Fusion a 2.3 GHz
3302
iPad Pro 9.7
Apple A9X a 2.26 GHz
2960
Galaxy S7
Exynos 8890 a 1.6 GHz
1789
Huawei P9
Kirin 955 a 1.8 GHz
1729
Honor 8
Kirin 950 a 2.3 GHz
1718
Xiaomi Mi 5
Snapdragon 820 a 1.6 GHz
1620
Redmi Note 4
Helio X20
1573
iPhone 6
Apple A8 a 1.4
1557
Nexus 5X
Snapdragon 808 a 1.4 GHz
985
Geekbench 4, multihilo
iPhone 7
Apple A10 Fusion a 2.3 GHz
5336
Honor 8
Kirin 950 a 2.3 GHz
5305
Galaxy S7
Exynos 8890 a 1.6 GHz
5203
Huawei P9
Kirin 955 a 1.8 GHz
4754
iPad Pro 9.7
Apple A9X a 2.26 GHz
4718
Xiaomi Mi 5
Snapdragon 820 a 1.6 GHz
3736
Redmi Note 4
Helio X20 a
3545
iPhone 6
Apple A8 a 1.4
2522
Nexus 5X
Snapdragon 808 a 1.4 GHz
2179

GPU

La GPU incluida en el SoC Kirin 950 es una Mali-T880 MP4 (cuatro núcleos) a 900 MHz, que combinado con una resolución de pantalla de 1920 x 1080 píxeles le proporciona un buen rendimiento gráfico. De hecho se queda por encima de otros teléfonos de gama alta que incluyen paneles con resolución QHD (2560 x 1440 píxeles), que son por lo general incapaces de conseguir buenos FPS en la mayoría de juegos 3D.

Combina también a la perfección con la memoria LPDDR4 a 1333 MHz, que es una de las fuentes de mejoría de rendimiento de este teléfono frente a procesadores Kirin anteriores. Esta GPU es capaz de codificar vídeo HEVC a 4K y 30 FPS, así como codificar y decodificar vídeo H.264 a 1080p y 60 FPS.

GFXBench T-Rex, OpenGL ES 2.0
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
57,2
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
52,1
iPhone 6
PowerVR GX6450, 1334x750
51
Galaxy S7
Mali T880,
48,9
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
41
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
36
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
22,6
Idol 4
Adreno 510, 2560x1440
22,3
Redmin Note 4
Mali T880, 1920x1080
16
Moto G4 Play
Adreno 306, 1280x720
9,6
GFXBench Manhattan, OpenGL ES 3.0
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
33,5
iPhone 6
PowerVR GX6450, 1334x750
30,9
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
28,3
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
18
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
15,3
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
11,1
Idol 4s
Adreno 510, 2560x1440
9,3
Redmi Note 4
Mali T880, 1920x1080
8,3
Moto G4 Play
Adreno 306, 1280x720
4,1
GFXBench Manhattan 3.1, OpenGL ES 3.1
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
23,8
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
15,3
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
11
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
10,7
Redmi Note 4
Mali T880, 1920x1080
7,9
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
7,4
Idol 4s
Adreno 510, 2560x1440
5,1

Pantalla

La pantalla incluida en el Honor 8 es de 5.2 pulgadas de tipo IPS con resolución de 1920 x 1080 píxeles, lo que arroja una densidad de 424 PPP. Se ve perfectamente nítida, y según la información proporcionada por Huawei, cubre el 96 % de la gama de color NTSC.

Con las pruebas realizadas con un i1Display Pro y Calman 5, el brillo máximo de esta pantalla es de 440 nits, y el contraste se sitúa cerca de los 1200:1. Son buenos valores para verse bien en la calle, pero puede plantear algunos problemas para verse si le da una luz de sol muy directa.

Por defecto la pantalla tiene el punto blanco tiende de manera notable hacia el azul, con una temperatura de 8200 ºK, pero afortunadamente Huawei proporciona en los ajustes una opción para ajustar la temperatura del color. Hay dos opciones por defecto, cálida y fría, y se puede modificar en una paleta a la que el usuario más le guste.

Con ello se puede mejorar sustancialmente los blancos y que se asemeje más a lo que se conseguiría con una gama de colores sRGB en un panel IPS, pero si no se tiene cuidado en el ajuste se puede perder mucha fiabilidad en la reproducción de colores. Es una pena que Huawei siga proporcionando este tipo de pantallas mal calibradas en sus teléfonos, aunque la mayoría de los compradores no se darán cuenta de este detalle.

Wifi, LTE, GPS, almacenamiento y sonido

Este teléfono incluye wifi de tipo 802.11 ac de una antena, que funciona por tanto en redes b/g/n en las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, además de en el propio 802.11 ac que va sobre los 5 GHz. La velocidad máxima teórica es de 450 Mbps, o 150 Mbps en redes b/g/n. En este segundo caso, la velocidad alcanzada no se aleja mucho del ideal, y en general funciona correctamente, sin desconexiones.

Las medidas se han tomado utilizando la aplicación iperf3 con un PC de servidor conectado por Ethernet al enrutador, y con una red wifi de tipo 802.11 b/g/n de doble banda con una antena. Siempre que ha sido posible se ha utilizado la red de 5 GHz en los teléfonos descritos.

iPerf 3, en Mbps
Redmi Note 4
1x1 802.11 ac 5 GHz
325
iPhone 6
1x1 802.11 ac 5 GHz
277
Honor 8
1x1 802.11 ac 5 GHz
238
Nexus 5
1x1 802.11 b/g/n 5 GHz
130
iPhone 6
1x1 802.11 b/g/n 5 GHz
129
Honor 8
1x1 802.11 b/g/n 5 GHz
124
Redmi Note 4
1x1 802.11 b/g/n 2.4 GHz
35,4

El teléfono no tiene problemas de recepción de señal LTE, y teniendo velocidad Cat. 6 de hasta 300 Mbps de bajada, y funciona sobre las bandas 1 (2100 MHz), 3 (1800 MHz), 7 (2600 MHz), 8 (900 MHz), y 20 (800 MHz) en Europa. En el tiempo que lo he usado, el GPS ha funcionado correctamente, con los habituales errores de posicionamiento dentro de los límites de esta tecnología.

En el apartado del almacenamiento, el Honor 8 incluye 32 GB, que es más que suficiente para las necesidades normales de cualquier usuario. Para aquellos que necesitan aún más espacio, dispone de tarjetas micro-SD de hasta 128 GB, aunque para ello hay que prescindir de usar una segunda tarjeta SIM. El rendimiento del almacenamiento interno es igual al Huawei P9, por lo que ambos teléfonos comparten bastante hardware.

Androbench, lectura-escritura secuencial
Galaxy S7
439
145,7
Huawei P9
281
72,2
Honor 8
276,6
76,7
LG G4
251
153
Nexus 5X
245,2
98,7
Redmi Note 4
172,8
43,2
Nexus 5
104,5
40,1
Lectura en MB/s Escritura en MB/s
Androbench, lectura-escritura aleatoria
Galaxy S7
101
16,1
Honor 8
39
47,1
Huawei P9
39
47,5
LG G4
31,5
15,1
Nexus 5X
24,8
12,2
Redmi Note 4
21
5,4
Nexus 5
13,5
4,2
Lectura en MB/s Escritura en MB/s

El altavoz del teléfono es muy potente, pero a mitad del volumen, y dependiendo del tipo de música que se escuche, el teléfono empieza a vibrar. Al volumen máximo no hay distorsión del sonido, pero resulta incómodo de sujetar. En general la calidad del sonido por el altavoz es buena, aunque un poco apagada en comparación con los altavoces de otros teléfonos, tanto más caros como más baratos, pero salvo que se tenga un oído muy fino o se tenga algo con que compararlo el sonido no se notará diferencia.

El sonido por el conector de 3.5 mm es también bastante bueno, sin distorsiones ni introducción de pérdidas adicionales en la conversión, con un buen DAC en el teléfono. En general es lo esperado para un teléfono cuyo precio se sitúa sobre los 399 euros y que Huawei no ha recortado mucho en ninguno de los apartados del teléfono, ni siquiera en el del sonido.

El lector de huellas es realmente rápido, mucho más que el de un iPhone 6 por ejemplo, y basta con tocarlo para realizar el desbloqueo de pantalla, pero su ubicación en la parte trasera del teléfono no es la idónea. Como digo siempre, yo soy de dejar el teléfono sobre la mesa, y si para usar ese lector tengo que cogerlo para leer el wasap que me acaba de llegar, entonces no me sirve de nada. La ubicación de estos lectores en la parte frontal es muchísimo más práctica e ideal.

Autonomía

Huawei ha optado por una batería de 3000 mAh (11.46 Wh) para el Honor 8, que puede parecer normal o escasa en un principio, pero el procesador Kirin 950, como otros más recientes de la compañía, hace una mejor gestión energética para consumir menos. Comparados con los de la competencia, puede consumir la mitad que un Eynos 8890, o la tercera parte del Exynos 7420 usado en el Galaxy S6.

Eso hace que con un uso normal del teléfono pueda durarle la batería un par de días, mientras que si estás continuamente usándolo con la pantalla activa dure sin problemas ocho o nueve horas. Dependiendo de la tarea realizada, incluso más.

Si ya de por sí tiene una gran duración de batería, el teléfono, si bien no tiene carga rápida, sí que incluye un cargador de 18 W que permitirá recargarlo en hora y media aproximadamente.

Cámaras

El apartado de las cámaras es una a destacar, y mucho, de este teléfono. Posee dos cámaras traseras que funcionan como una, en una disposición similar a la del Huawei P9, con el que comparte ciertas similitudes. Las dos cámaras incluyen sensores de 12 megapíxeles, con apertura f/2.2, y el software que le acompaña permite crear efectos de profundidad de campo entre f/0.95 y f/16.

En la mayoría de las situaciones se portará como las cámaras de los teléfonos de gama alta de hace un par de años, como el iPhone 6, y por tanto es adecuada a la gama que le corresponde a este teléfono (gama media-alta). No es la mejor cámara que se puede encontrar por su precio (el LG G4 está en torno a los 350 euros y el Nexus 5X sigue encontrándose por 250 a 270 euros, entre otros), pero la mayoría de usuarios se sentirán muy satisfechos con las fotos que toma.

1642744 bytes 1151307 bytes 1037941 bytes 1265369 bytes

Hay momentos en los que puede saturar más el color, pero mantiene una cantidad normal de ruido en zonas de oscuridad y buen nivel de detalles. Quizás pueda ser un poco lenta a la hora de hacer las fotos en ciertos momentos, lo que lleva a que haya que mantener buen pulso hasta que se note que empieza a guardar la foto. La aplicación de fotografía que incluye Huawei en el teléfono tiene una buena selección de características.

Por último, la cámara frontal es de 8 megapíxeles, que incluye por software ciertas mejoras en la captura de autofotos, y que en general tampoco decepcionará, aunque lo conveniente, como siempre, es hacerlas con la cámara trasera.

1120968 bytes 1435386 bytes 1519431 bytes 1194224 bytes 1787005 bytes 2344282 bytes 1627943 bytes

Software

Como suele ser habitual en los fabricantes más importantes, Huawei utiliza una capa de personalización propia en sus teléfonos Android llamada EMUI 4.1 basada en Android 6.0. En general pretende darle un toque más parecido a iOS que a la interfaz base de Android, pero que necesita de un poco de tiempo de adaptación puesto que cambian diversas cosas.

El área de notificaciones funciona distinta, y no se pueden deslizar dos dedos desde la parte superior para sacar directamente los accesos directos a la wifi, Bluetooth y otros ajustes. A su favor está que es más una cronología en la que se indica la hora de cuándo han ocurrido las notificaciones, que a algunos usuarios les resultará más útil o más vistoso.

El número de aplicaciones preinstaladas es bajo, pero entre ellas y la zona de ajustes del teléfono aportan bastante utilidad. También vienen preinstaladas todas las aplicaciones de Google que la mayoría de usuarios buscan en un teléfono Android, como la tienda de aplicaciones, Mapas, Chrome, y otras.

La zona de ajustes del teléfono es igualmente similar en aspecto a iOS 9, pero no cambia mucho la organización. Si no te gusta iOS o estás muy acostumbrado a Android, probablemente no sea de tu agrado EMUI.

66117 bytes 102098 bytes 162878 bytes 230651 bytes 339757 bytes 50517 bytes 43589 bytes 328303 bytes 237596 bytes 331830 bytes

Conclusión

El teléfono Honor 8 es un buen modelo que cuenta con unas estupendas características, gran diseño y rendimiento. En general no tiene puntos negativos para el precio que tiene, que se sitúa en los 399 euros como el recomendado por el fabricante, pero su precio de mercado empezará a bajar a unos niveles más interesantes en cuanto pasen unas semanas después de su puesta a la venta inicial.

El procesador es una gran elección que demuestra lo mucho que está avanzando Huawei en la fabricación de SoC para dispositivos móviles, y la pantalla también tiene una gran calidad en cuanto ajustas un poco la temperatura de color para evitar esa molesta tonalidad azul. Molesta al menos para mi, acostumbrado a pantallas cuyos blancos son blancos. Junto con 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento con expansión por micro-SD, no se puede pedir mucho más al teléfono por su precio.

El apartado fotográfico también está bien cubierto con la doble cámara de 12 megapíxeles, que permitirá sacar fotos excelentes aunque falle en ambientes de poca luminosidad. No está en la línea de los gama alta de finales de 2016, aunque para el usuario medio las fotos que saca son muy buenas. Están en la línea de un iPhone 6 y dispositivos similares de finales de 2014 y 2015, que no está nada mal para un dispositivo de gama media-alta como es este.

Puntuación

8.1

sobre 10
Pantalla
8
Rendimiento
9
Cámaras
8
Batería
8
Diseño
9
Calidad-precio
8