Elon Musk está a mitad de camino entre genio y loco, pero es lo que ha caracterizado a todas las grandes figuras de la historia de la humanidad. Su compañía aeroespacial SpaceX ha dado dado grandes pasos en la creación de cohetes reutilizables para reducir los costes de las misiones de reaprovisionamiento de las estaciones espaciales, pero también para que llegar a Marte y que sea económicamente viable.

En un gran evento celebrado en el Congreso Internacional de Aeronáutica que se está celebrando en México, Musk ha dado a conocer sus planes para la llegada a Marte de la humanidad. Lo ve como algo necesario para evitar que la especie humana se extinga en el próximo cataclismo, como ya ha ocurrido anteriormente en la historia de la Tierra con otras especies. El mecanismo de llegada sería el sistema de transporte interplanetario que ha explicado en la conferencia.

La elección de Marte como el primer paso a dar para ser una raza multiplaneta es debido a sus similitudes con la Tierra, y que es menos hostil para la vida humana que los restantes planetas del sistema solar. También por la duración del viaje, de unos 115 días de media según la separación con la Tierra en los próximos 20 años. Pero el principal escollo para viajar a Marte es el económico.

Con la forma actual de colonizar el espacio, costaría en torno a 10.000 millones de dólares enviar a una persona al planeta rojo. Sin embargo, con los pasos que está dando SpaceX en reutilización y los últimos avances tecnológicos, cree que se podría enviar a una persona a Marte por 200.000 dólares en viajes de 100 personas. Lo fundamental en todo este proceso sería la reutilización de los cohetes, como se ve en el anterior vídeo.

También cree que una colonia autosostenible se conseguiría con un millón de habitantes en Marte, lo que llevaría realizar 10.000 viajes, o entre 40 y 100 años en total. Para conseguir el plan de llegar a Marte en 2022 o 2023 con una misión no tripulada, otro problema a resolver es el de cumplir con las fechas de las pruebas. En condiciones ideales, cree que en 10 años se podría enviar la primera misión tripulada al planeta rojo. Después de eso tocaría extenderse por el resto de planetas del sistema solar.

Vía: Ars Technica, Tech Crunch.