Con la llegada del iPhone 7 llegó también la polémica. Apple ha dado un paso hacia el futuro y ha decidido prescindir del conector de audio de 3,5 mm para dar el salto al audio digital, que permite ofrecer más calidad musical y nuevos trucos a los auriculares. Los detractores de este movimiento dicen que es una estrategia más para vender periféricos, y tienen motivos para ello.

La llegada a la tienda de Apple de un cable adaptador de Lightning a conector de 3,5 mm era más que evidente tras el anuncio. Para este producto la compañía de la manzana ha elegido el comedido precio de 9 €. Sin embargo, todos alzan la voz con la pregunta: ¿y si quiero cargar el iPhone 7 mientras escucho música?

Apple también tiene respuesta para la pregunta del millón, pero en este caso se trata de una bastante más cara. Junto con la aparición del iPhone 7 en la web de Apple también ha aparecido la llamada Base Dock Lightning para el iPhone 7. Esta tiene un conector Lightning en su parte superior y un conector de audio de 3,5 mm para poder cargar el teléfono a la vez que escuchas música. Su precio será de 59 €.

Apple siempre ha destacado por la calidad de sus componentes y su proceso de fabricación exquisito. Sin embargo, creo que en esta ocasión Apple ha patinado un poco con el precio. Está claro que no se trata de un accesorio tan imprescindible como podría ser el conversor Lighning a 3,5 mm, pero considero que con un precio ligeramente más bajo, Apple favorecería más el necesario paso al audio digital que propone el iPhone 7.

Fuente: Apple.