Garmin es uno de los fabricantes más importante de pulseras de actividad del mercado, y ha expandido su gama de productos con dos pulseras con orientaciones distintas. Por un lado está la Vívofit 3, que está orientada a ser una pulsera para controlar el ejercicio en deportes como correr, ciclismo, natación o simplemente salir a caminar.

Se podrá comprar junto a una variedad de modelos de correas para adaptarse a los gustos de cada usuario. La duración de la batería está estimada en un año, y además es una pulsera a prueba de agua sumergible hasta a 50 m de profundidad. También puede llevar el control de las calorías quemadas y la intensidad de los ejercicios realizados, todo ello consultable desde la aplicación de teléfono Garmin IQ.

Garmin Vívofit 3 se pondrá a la venta en el segundo trimestre del año por un precio de 99 dólares por el modelo básico, 110 dólares el modelo de camuflaje en negro, y 120 dólares por los modelos de la colección Gabrielle. Las correas son intercambiables, y se podrán comprar por separado en lotes de dos unidades (tamaño normal y grande) por 30 dólares, y otros diseños especiales por 40 dólares.

Por otro lado, la pulsera Vívoactive HR es un modelo mucho más completo y caro, ya que empieza en los 250 dólares, con la posibilidad de comprar otras correas por separado por 30 dólares cada una. A cambio de este precio se obtiene una pulsera con sensor de ritmo cardíaco, GPS para poder dejar el teléfono en casa al salir a hacer ejercicio, y es capaz de realizar el seguimiento de multitud de deportes, como natación o senderismo gracias a incluir un barómetro para medir altitud.

Tiene autonomía para una semana, o hasta trece horas usando el sistema GPS+GLONASS que integra. Se pondrá a la venta también en el segundo trimestre del año, y se gestiona a través de la aplicación Garmin Connect IQ.

Vía: SlashGear.