La compañía finesa Jolla recurrió a finales de 2014 a Indiegogo para financiar una tableta que utilizara su sistema operativo Jolla. Se cerró con la obtención de 2,5 millones de dólares, pero por una serie de catastróficas desdichas la compañía no ha podido producir finalmente la tableta y anunció hace unas semanas que no iba finalmente a ponerla a la venta.

Ahora en el blog de la compañía su director ejecutivo ha indicado que se han llegado a producir 540 unidades de la tableta, que serán enviadas a los que apoyaron la campaña de Indiegogo, tras el envío de otras 121 el pasado mes de octubre. En total se habrán producido 661 unidades de esta tableta para cerca de 10.000 patrocinadores del proyecto, que recibirán el reembolso de lo invertido.

Entre los obstáculos que se han encontrado por el camino, como problemas en el suministro de los componentes de la tableta o la calidad de la pantalla, pero sobre todo por la tadanza en conseguir una ronda de financiación para la compañía, que llegó tarde en diciembre, una vez que el proyecto empezó a desmoronarse.

La historia de la Jolla Tablet se ha repetido multitud de ocasiones en los sitios de micromecenazgo, y la moraleja de esta historia es que incluso los proyectos de empresas asentadas y en las que el público confía pueden hacer aguas en cualquier momento.

Vía: SlashGear.