Uno de los sectores que más titulares generará en el CES es el de la realidad virtual ya que habrá 40 empresas enseñando sus productos. Teniendo ya tan cerca el lanzamiento de la versión comercial de las Oculus Rift, Nvidia y la firma de análisis Gartner han hecho notar algo que hará que más de uno tenga que cambiar de tarjeta gráfica (o incluso de PC) en los próximos meses si quiere disfrutar de la realidad virtual.

Menos del 1 % de los PC serán capaces de hacer funcionar las Oculus Rift con la calidad gráfica necesaria, o unos 13 millones de equipos del total de 1.430 millones de PC que se encuentran actualmente en activo en el mundo. El motivo es el requisito recomendado de tener un equipo con una gráfica Radeon R9 290 o una GTX 970, aunque en cuanto al procesador el requisito es menos estricto con un Core i5-4590.

Vía: TechSpot.