Los portátiles dos en uno, también llamados convertibles, son cada vez más comunes y más buscados por los consumidores. Al menos por un grupo reducido y concreto, aunque para el nuevo Lenovo ThinkPad P40 será incluso más pequeño puesto que se trata de una estación de trabajo portátil.

Lo que le convierte en ello es su gráfica Quadro M500M orientada a diseño gráfico y proceso de datos, que posee 2 GB de VRAM. Es una gráfica de poca potencia si se compara con las que presentó Nvidia en octubre, pero es un nicho de mercado que está aprovechando la compañía con la reducción de consumo notable de la arquitectura Maxwell.

El equipo también incluye un Core i7 Skylake sin especificar, con hasta 16 GB de RAM y un SSD de 512 GB. La pantalla es de un tamaño sin especificar pero probablemente de 15,6 pulgadas, y tiene una resolución de 2560 x 1440 píxeles, con una digitalizadora Wacom Active ES de 2.048 niveles de presión. Su precio empezará en los 1.399 dólares, y se pondrá a la venta en el primer trimestre de 2016.

20754 bytes 31573 bytes 46387 bytes 57463 bytes 20195 bytes