Dentro de los lanzamientos y renovaciones periódicas que hace Huawei en sus distintas gamas de teléfonos, las phablets tienen el referente en la serie Mate. En la nueva phablet Mate 8 también han servido a Huawei para presentarlo con su nuevo procesador Kirin 950, desarrollado por su filial HiSilicon.

Es un ocho núcleos big.LITTLE, con un grupo de cuatro núcleos Cortex-A72 a 2,3 GHz, y otro grupo de mayor eficiencia Cortex-A53 a 1,8 GHz. Está fabricado con un proceso a 16 nm FinFET de la taiwanesa TSMC. La GPU empleada es una Mali T880MP4 a 900 MHz, que si bien no es la mejor gráfica que hay actualmente para teléfonos, dará potencia suficiente a la phablet.

El teléfono incluye lector de huellas dactilares en la parte posterior, que desde que introdujera los lectores modernos y fiables el iPhone 5s, se está convirtiendo en un estándar en los teléfonos de gama media-alta. La pantalla es de 6 pulgadas Full HD, que está bien respaldada en el aspecto de la autonomía por una batería de 4.000 mAh, con la promesa de que dure hasta un 30 % más que el Mate 7, cargando además de cero al 37 % en apenas 30 minutos.

La cámara incluye estabilizador óptico de imagen, incluye un sensor Sony de 16 megapíxeles Sony IMX298 con apertura f/2.0 grabando vídeo a 1080p, y delantera de 8 MP. El modelo más barato incluye 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento intenro, con opciones de 4 GB de RAM y 64 ó 128 GB de almacenamiento. Llegará con Android 6.0 Marshmallow preinstalado.

Disponibilidad y precio

Estará disponible en China en el primer trimestre de 2016, y sus precios serán de 2.999 yuanes (unos 450 euros, o más bien 580 euros con impuestos e importación), 3.699 yuanes (unos 550 euros) y 4.399 yuanes (unos 650 euros). El consumidor podrá elegir entre cuatro colores distintos: plata, negro, dorado y marrón.