Tras presentar la nueva phablet Redmi Note 3, Xiaomi ha centrado las miradas en su tableta Mi Pad 2. Su principal característica es la de llevar un cuerpo de metal en una tableta a la gama media, ya que su precio se situará en los 999 yuanes (unos 200 euros con IVA y gastos de importación) cuando se ponga a la venta esta semana.

El modelo básico inlcuye un procesador Intel Atom X5-Z8500, con 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, con una opción de 64 GB (de 1.299 yuanes, o unos 250 euros con impuestos y aduanas), pero al igual que en el Redmi 2, no se hace referencia a que disponga de ranura microSD.

La pantalla es de 7,9 pulgadas con resolución 2048 x 1536 píxeles (por lo que nuevamente es un imitador del iPad mini, como su antecesor Mi Pad), y posee cámara trasera de 8 MP y frontal de 5 MP, y posee una amplia batería de 6.190 mAH y conector USB Type-C. Llega en colores champán y gris.

La ventaja de incluir un procesador Intel Atom x5 es que se pondrá una versión de 64 GB de almacenamiento con Windows 10 por el mismo precio (1.299 yuanes), aunque estará disponible a mediados o finales de diciembre.