Qué tiempos aquellos en los que Qualcomm atacaba a MediaTek porque aseguraba que tener ocho núcleos en un procesador no servía para nada. Puede que por entonces no fuera así (la verdad es que no le quito razón a Qualcomm), pero hoy en día sí son una forma de mejorar el rendimiento general de un sistema operativo móvil, de forma parecida a lo que ocurre con los sistemas de sobremesa.

Por eso Qualcomm ha presentado dos nuevos procesadores de ocho núcleos, bastante similares entre sí. Por un lado está el Snapdragon 430 de ocho núcleos Cortex-A53 a 1,2 GHz y GPU Adreno 405, con conectividad Wi-Fi 802.11 ac 2x2 MU-MIMO. La conectividad LTE se basa en el chip X6 LTE con velocidad de hasta 150 Mbps (Cat 4). Incluye compatibilidad con la tecnología Quick Charge 3.0.

Por otro lado está el Snapdragon 617, con ocho núcleos Cortex-A53 a 1,5 GHz y GPU Adreno 505, y conectividad Wi-Fi 802.11 ac 2x2 MU-MIMO, aunque en este caso usa un chip X8 LTE para llegar a velocidad de 300 Mbps (Cat 7).

Ambos incluye compatibilidad con la tecnología Quick Charge 3.0 y Bluetooth 4.1, pueden manejar resoluciones de hasta Full HD, y doble ISP de hasta 21 megapíxeles.