El crecimiento de las ventas de smartphones están echando el freno durante 2015, y de crecer a un ritmo del 28% en 2014 bajará hasta el 11% este año. Eso tiene ciertas implicaciones en los resultados financieros de los grandes fabricantes, y en el caso de la coreana LG no es distinto.

En la presentación de resultados correspondientes al segundo trimestre del año, LG ha experimentado sólo un aumento interanual de las ventas de teléfonos del 1%, situándose en los 14,1 millones de teléfonos vendidos. Es un descenso con respecto al primer trimestre del año en el que LG vendió 15,4 millones de unidades, pero este segundo trimestre suele ser bastante más flojo en ventas para todas las compañías tecnológicas.

Los ingresos de la compañía fueron de 3.300 millones de dólares en el sector de la telefonía o 12.600 M$ en el conjunto de las divisiones, un aumento interanual del 1%. Los beneficios ascendieron a unos meros 206 millones de dólares.

Vía: TechCrunch.