En busca de abarcar el máximo de formatos posibles para un PC, las compañías están poniendo el ojo en los sticks HDMI de reducido tamaño e ideales para poder llevar a cualquier parte un PC que entra en tu bolsillo. El único requisito para ponerlos a funcionar es un televisor o monitor con entrada HDMI.

El Lenovo ideacentre Stick 300 es el último en llegar, y en su interior incluye un procesador Intel Atom con 2 GB de RAM, además de 32 GB de almacenamiento interno. Es muy parecido al stick de Intel, con un conector USB, lector de tarjetas microSD, y conexión Wi-Fi y Bluetooth 4.0 para emparejar ratones y teclados inalámbricos. El único dato sobre sus dimensiones que da Lenovo es que tiene 15 mm de grosor.

Su precio es de 129 dólares y se pondrá a la venta en julio. Viene con Windows 8.1, pero como ocurre con todos los dispositivos con esta versión del sistema operativo, a partir del 29 de julio se podrá actualizar a Windows 10.

57686 bytes 28705 bytes 12168 bytes 14184 bytes

Vía: EnGadget.