La gente que dedica las horas muertas a buscar la más diversa información en Wikipedia está de enhorabuena, pues ya no se van a tener que preocupar de que lo que leen pueda ser averiguado de forma sencilla por parte de cualquier particular o agencia gubernamental. La fundación ha hecho un comunicado público esta semana en el que indican que van a securizar el acceso a su web empleando HTTPS.

Con este paso, todo el tráfico hacia la web de Wikipedia y otras páginas con las que guardan relación estarán encriptadas. Además, emplearán HSTS (HTTP Strict Transport Security), protocolo que proporcionará protección contra los intentos de vulnerar el protocolo HTTPS e interceptar así el tráfico del usuario.

Los usuarios de Wikipedia han podido emplear HTTPS desde 2011 mediante la extensión HTTPS Everywhere, mientras que los que accedían a la web mediante usuario han podido hacerlo desde 2013. Si no han adoptado antes el protocolo ha sido por varios motivos, para evitar que los usuarios con malas conexiones o poco ancho de banda no puedan acceder bien, o que se vean afectados por la censura de algunos países.

Para evitar estos problemas, están llevando a cabo una implementación planificada para minimizar problemas como los anteriormente descritos, mejorando la infraestructura y el código fuente y teniendo en cuenta la variedad de dispositivos desde los cuales se puede acceder a la página. Un paso en la dirección adecuada finalmente.

Vía: Wikimedia Blog.