La semana pasada comenzaron a llegar estudios que apuntaban a un estupendo estado de salud del sector de los teléfonos inteligentes. En 2014 han aumentado sus ventas un 30%, vendiéndose cerca de 1.300 millones de smartphones. Pero el sector de las tabletas no está tan bien, y buena fe de ello lo da la diminución de ventas del iPad, pero también los estudios que apuntan a un estancamiento del sector.

Las ventas de tabletas en el último trimestre de 2014 sólo experimentaron un aumentó interanual del 1%, 78,3 millones en el 4T de 2014 frente a 77,2 millones en el 4T de 2013. Esto sitúa el futuro de este sector como cierto, al cual le ha llegado la madurez mucho antes de lo que incluso Apple esperaba. Sobre todo por el efecto phablet, esos dispositivos a mitad de camino de teléfono y tableta que evita que muchos usuarios, sobre todo en países en vías de desarrollo, tengan que comprar dos dispositivos distintos para poder ver los vídeos en movilidad a tamaño decente.

El retroceso de 6 puntos porcentuales en la cuota de mercado de las tabletas iOS se lo repartieron a partes iguales Windows y Android. El pasado trimestre se vendieron 21,4 millones de iPads, 51,8 millones de tabletas Android, y 5,1 millones de tabletas/PCs convertibles con Windows. La Surface Pro 3 le ha generado más de 1.000 millones de ingresos a Microsoft en el último trimestre.

Vía: SlashGear.