Nintendo lleva unos cuantos años atravesando una racha no demasiado buena. El flojo lanzamiento de la Wii U ha estado perjudicando seriamente sus resultados financieros durante los dos últimos años. Pero en el último trimestre ha empezado a mostrar signos de mejoría al vender 1,91 millones de consolas Wii U, y 5 millones de todos los modelos disponibles de 3DS entre Europa y EE. UU., incluidos 1,3 millones de New 3DS XL.

La compañía ha generado 2.300 millones de dólares de ventas y 383 millones de beneficio, pero reduce su previsión de beneficios para el actual año fiscal a 170 millones de dólares, con unas pérdidas en el último trimestre fiscal (correspondiente a este primero de 2015) que rondarán los 85 millones de dólares.

En el apartado de juegos, ha vendido 6,2 millones de unidades de Super Smash Bros. para 3DS, 3,4 millones de Super Smash Bros. para Wii U, y 4,8 millones de Mario Kart 8. Las figura amiibo también han conseguido un buen éxito, vendiéndose 5,7 millones.

Vía: TechCrunch.