HTC ha estado atravesando una situación financiera difícil en los últimos años. Con la presión de las compañías de teléfonos inteligentes baratos procedente de China y no ser capaz de adaptarse a la realidad del mercado, ha estado perdiendo ingresos y ventas de manera constante. Pero la tendencia parece haberse invertido.

En el último trimestre, HTC ha aumentado sus ventas hasta los 1.500 millones de dólares desde los 1.340 millones del cuarto trimestre de 2013. Puesto que es una compañía que actualmente no ingresa las cifras de mareo de Apple o Samsung, sus beneficios fueron de 5,62 millones, lo cual es positivo teniendo en cuenta que los analistas esperaban unas pérdidas de 30,4 millones.

HTC ha presentado en el CES dos nuevos teléfonos, el HTC Desire 320 para la gama de entrada, y el Desire 826 para realizar autofotos.

Vía: The Verge.