Sony ha llegado al CES, ha presentado una buena cantidad de tecnologías y dispositivos de audio y vídeo, pero ha dejado de lado los teléfonos Android. Tampoco es una sorpresa puesto que ha renovado su gama alta hace cuatro meses y no estamos en el momento de presentar el Xperia Z4, que debería llegar seguramente en el MWC de Barcelona a finales de febrero.

Lo que sí que ha prometido es algo que los propietarios de un teléfono de la gama Xperia Z van a estar muy contentos: dispondrán de actualización a Android 5.0 Lollipop. Buenas noticias, ya que según el presidente de Sony Electronics USA, Mike Fasulo, la distribución de la actualización comenzará en febrero a nivel mundial.

La fecha de disponibilidad dependerá de cada país y operadora, y una distribución a nivel mundial de una actualización de Android suele llevar desde unas semanas hasta unos meses. La lentitud en actualizar los terminales Android a la versión 5.0 Lollipop no ha sido motivada esta vez por falta de deseo de hacerlo de las compañías, si no de los diversos bugs realmente molestos con que ha contado la versión 5.0, y que se han ido solucionando con las versiones 5.0.1 y 5.0.2.

Pero la gran pregunta es: ¿significa esto que el resto de gamas se quedan fuera de la actualización? Sony, Sony. No empecemos otra vez a ir por el mal camino...