El lanzamiento de una nueva versión de sistema operativo siempre viene con una buena cantidad de bugs. Por desgracia para los usuarios. Android 5.0 Lollipop no es distinto ya que además de problemas con la Wi-Fi (no conecta a redes y consume más batería de la que debería), se añade uno mas en el gestor de aplicaciones.

La renovada interfaz de este gestor, que ahora utiliza un sistema de tarjetas como el del navegador Chrome, cuenta con un fallo que surge cuando se cierran todas las aplicaciones. En ese momento empiezan a apareceer en pantalla una tarjeta aleatoria y, después de cerrarlas, la cosa parece que se queda tranquila. ¿O quizás no sea así?

Vía: Android Police.