Google está metida en una enorme cantidad de proyectos de investigación que van desde su campo de acción original (buscadores de Internet) hasta robótica e investigación aeroespacial. Para seguir con sus planes nada mejor que pasar a ser el operador durante 60 años de un aeródromo de la NASA situado en California.

El campo aéreo Moffett es uno de los más antiguos del país, y el acuerdo entre ambas partes implica que Google restaurará un hangar de 80 años, además de aportar 1.160 millones de dólares a las arcas de la organización, o unos 20 millones de dólares al año. La propiedad continuará siendo de la NASA, pero de esta forma se ahorrará algo más de 6 millones anuales de mantenimiento. Google podrá llegar a cabo en este lugar pruebas de aviación (drones), investigación relacionada con robots, exploración espacial y otros campos.

El acuerdo también implica invertir 200 millones en mejorar la propiedad y crear un museo para enseñar la importancia de este campo aéreo en la historia de la tecnología y la vecina Silicon Valley. Por ahora no hay una fecha para que Google tome el control de este campo aéreo.

Vía: the.