Google quiere que Inbox sea el gestor de correo que los usuarios utilicen para acceder a sus cuentas de Gmail. Al menos eso es lo que me queda claro después de probar las versiones de iOS y Android de Inbox, creadas por el equipo de Gmail. Pero también existe una versión para navegadores que me reafirma en mi teoría de que con el tiempo Inbox sustituirá al tradicional Gmail.

Cuando digo navegadores, la verdad es que no es del todo cierto. Ahora mismo sólo funciona en Chrome, pero al menos parece que sí que llegará a otros navegadores. Los motivos pueden ser varios, como por ejemplo que Google usa sus propios protocolos para comunicarse con sus servidores (SPDY) y para ello necesita Chrome (aunque también lo tiene implementado Firefox), que no todos los navegadores pueden implementar los efectos CSS3 y JavaScript que Google esté usando con esta nueva aplicación web (y que se basa en Material Design), o para tener más controlado el entorno de pruebas de esta primera versión para beta testers.

Sea como sea, lo cierto es que la versión para navegadores tiene también buena pinta, aunque sigue sufriendo de que es una beta. Sólo acepta cuentas de Gmail, y eso quiere decir que ni siquiera las de Google Apps. Esta versión tiene integración con Hangouts, las notificaciones de Google que podamos tener, nuestro perfil de usuario, y accesos directos al resto de servicios de Google.

Recibidos

El botón de "+" sólo es necesario pasar el ratón por encima para que nos muestre las opciones de escribir nuevo correo, enviárselo a alguno de nuestros contactos más utilizados, crear un recordatorio o enviar una invitación a Inbox. Aparecen con la misma animación de la versión móvil, por lo que es un aspecto al que Google le ha dado mucha importancia también en esta versión web.

Si pulsamos en un correo, con una animación aparecerá toda la conversación, y pulsar en cualquier parte hará que se cierre. Si disponemos de correos en alguno de los grupos también se mostrarán entre medias del resto de los correos de "Recibidos". Podemos contestar a los correos rápidamente o en su propia ventana.

Abriendo ventana para responder al mensaje
Un mensaje prometedor
Respondiendo al mensaje

En vez de permitir deslizar sobre los mensajes hacia la derecha o la izquierda para archivarlos o programar su regreso a Recibidos, aparecerán botones al pasar el ratón por encima del mensaje, así como un botón para moverlos directamente a algún grupo o etiquetarlos. Las etiquetas tienen menos importancia en Inbox que los Grupos "inteligentes" que se van creando, pero creo que no importará demasiado a los que prueben Inbox.

En definitiva, es un buen comienzo de remodelación de Gmail la que ha presentado Google, y estoy convencido que en un futuro no muy lejano Inbox sustituirá a Gmail como gestor de correo por defecto de la compañía. Dos gestores distintos, complementarios pero uno estancado en cómo se gestionaba el correo antiguamente y otro que está incluyendo las nuevas ideas sobre cómo gestionar nuestros correos como si fueran tareas.